Por Joshua Philipp

Análisis de las noticias

En su libro de 1928, ‘Propaganda’, el cual contribuyó a moldear las tácticas para la publicidad y política modernas, Edward Bernays escribió: “La manipulación consciente e inteligente de los hábitos y opiniones de las masas es un elemento importante en las sociedades democráticas”.

“Aquellos que manipulan el mecanismo oculto de la sociedad constituyen un gobierno invisible, el cual es el verdadero poder que gobierna nuestro país”.

En la actualidad, estos mecanismos de control público están siendo usados para crear una ilusión de caos.

El caos tiene importantes usos estratégicos—principalmente en sujetar una situación que cae fuera de los mecanismos normales de control. Con el caos como objetivo, y usando medias verdades, conclusiones falsas, e información fuera de contexto, el complejo industrial de medios construye una ilusión alrededor de la presidencia de Trump que muchos estadounidenses han tomado como realidad.

La falsificación de información para crear una ilusión de caos incluye asuntos grandes y pequeños.

En el ambiente actual, a la prensa no le importa la verdad. Le importa el interés político. Y el interés político depende de controlar la narrativa.

La narrativa de los medios es crear la ilusión constante de inestabilidad—la impresión constante de que las cosas están inestables y cayéndose a pedazos. La narrativa es el caos. Y la ilusión del caos es usada para crear la ilusión constante y falsa de que la presidencia de Trump está llena de escándalos, inestabilidad y conflicto.

La ilusión del caos

Cuando Trump visitó el Reino Unido del 3 al 5 de junio, fue invitado a una cena de estado, se convirtió en el tercer presidente estadounidense en recibir ese honor, luego de George W. Bush y Barack Obama. La prensa por supuesto, criticó a Trump a cada momento durante la visita, y un objetivo favorito fue el intercambio de críticas entre Trump y el alcalde de Londres, Sadiq Khan.

Khan, quien anteriormente había dicho que Trump no era bienvenido en el Reino Unido, escribió una editorial el 1 de junio en The Guardian, en la cual decía que Trump era ejemplo de la “una creciente amenaza”. Luego de decir que hay un movimiento “fascista” que trata de enfrenar a la gente una con otra, Khan afirmó que Trump es la “figura principal de ese movimiento global de ultra derecha”.

Trump respondió a los comentarios de Khan en un tuit del 3 de junio durante su vuelo al Reino Unido. Él dijo que Khan, “quien según dicen todos, ha hecho un trabajo terrible como alcalde de Londres, ha sido neciamente ‘cruel’ con el presidente visitante de Estados Unidos, por lejos el aliado más importante del Reino Unido. Él es un frío perdedor que debería enfocarse en el crimen en Londres, no en mí”.

Sigue…

Origen: Lagranepoca