Cuba,Fidel Castro,Cuba,Fidel Castro

La prima del Quijote

Por: Idaysi Capote 

Todo hombre que quiere destruir el mundo sin ser realista, sin sentido común y sin escuchar, necesita una relación absoluta, estática e invariable con los demás.

¿Y cómo se logra esto?, solamente viviendo una cercanía con un Dios o con los muertos. Los vivos que lo rodeen, para mantenerse encima de la tierra, obedecen o mueren.

Para este dictador fue más fácil aliar su imagen al cubano más grande de todos los tiempos: José Julián Martí y Pérez.
Martí, aún es luz para la Patria; y Fidel Castro, todavía un derrame de oscuridad nociva sobre Cuba, sobre Las Américas.

El acercamiento a cualquier deidad estuvo en el subsuelo de sus expectativas. Fidel Castro Ruz se veía a sí mismo como un ser omnipotente, omnisciente y fuera de órbita.

Concepto con cierta lógica cuando se trata de personajes sin temor a castigos por la ausencia total de remordimientos…

Ver la entrada original 639 palabras más