La policía se enfrenta a los manifestantes durante una manifestación contra una controvertida propuesta de ley de extradición frente a la sede del gobierno en Hong Kong el 12 de junio de 2019. – . (DALE DE LA REY/AFP/Getty Images)

POR OLIVIA LI Y WU XUE’ER

Análisis de noticias

La última respuesta de Beijing a las incesantes protestas en Hong Kong indica que aunque los líderes chinos pueden haber decidido no desplegar tropas en Hong Kong, están empezando a movilizar formas alternativas de violencia para sofocar las protestas contra la extradición, según los expertos chinos Chen Zhong y Ching Cheong.

Desde junio millones de residentes de Hong Kong han salido a las calles para protestar por un controvertido proyecto de ley de extradición que permitiría el traslado de sospechosos de delitos a China continental para su enjuiciamiento. El nuevo proyecto de ley genera temor por la posibilidad de que los residentes de Hong Kong e incluso los turistas en Hong Kong, incluidos los ciudadanos extranjeros, puedan ser arrestados y sometidos a un sistema legal chino conocido por sus acusaciones infundadas, detenciones arbitrarias y tortura.

Las tensiones aumentaron en las últimas semanas cuando China confirmó su apoyo a los líderes y a la policía de Hong Kong, a pesar de que la policía había disparado repetidamente gases lacrimógenos, balas de goma y granadas de esponja a los manifestantes, considerado por muchos como un uso excesivo de la fuerza policial.

En una rueda de prensa realizada el 6 de agosto, Yang Guang, portavoz de la Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao, dio una respuesta indirecta cuando se le preguntó si Beijing desplegará tropas para controlar las protestas en Hong Kong.

Sigue…

Origen: Lagranepoca