No es el cambio climático lo que Greta Thunberg combate, sino cualquier actividad que se sustraiga al nuevo orden que necesita ser instaurado.

Por

Elena Diez de la Cortina Montemayor

La presencia de la jovencita Greta Thunberg me suscita un sobresalto similar al que probablemente experimentaría frente a un acontecimiento sobrenatural: una especie de fascinante temor que invita a tomar las debidas precauciones.

Sigue…

Origen:  Disidentia