Manos anónimas, pintaron el El Calafate el paredón frontal de la casa que construyó Lázaro Báez y es parte de una investigación por desvíos de fondos, razón por lo cual el testaferro de Néstor Kirchner, sigue con prisión preventiva en la denominada “Ruta del dinero K”.

Devuelvan los fondos de Santa Cruz”, escribieron en el frente de la propiedad, haciendo alusión a los más de 1.100 millones de dólares que Néstor dilapidó con la complicidad y ayuda de los gobernadores que lo sucedieron y el propio Lázaro Báez, quien fue el articulador de esos fondos, cuando ostentaba un cargo en el Banco Provincia.

Otras fuentes dicen que la pintada no se refiere solo a los fondos por las regalías mal liquidadas, sino a todos los fondos que se robaron en Santa Cruz a través de la obra pública, la construcción de casas, caminos, apertura de licitaciones truchas, sobrevaluaciones de obras que nunca se hicieron, etc.

Cualquiera de los motivos que hayan fundado las pintadas, es innegable que un sector muy importante de la sociedad en Santa Cruz, repudia el accionar de quienes por varias décadas, saquearon las arcas públicas desde el gobierno o utilizaron el poder para desviar fondos hacia obras que jamás se hicieron, enriqueciendo a un grupo de amigos del poder y a la familia de la ex presidenta.

Casa con historia

La suntuosa casa construída en la costanera de El Calafate, fue descubierta por OPI en abril del año 2009, cuando hicimos la primera nota. En aquel momento había dos cosas que estaban claras: la casa tenía como destinatario Máximo Kirchner y quien la construía era Austral Construcciones SA, es decir, Lázaro Báez.

Sigue…

Origen: Opisantacruz