CUBA – «En 1959, Fidel Castro estableció un estado socialista en Cuba estrechamente alineado con la» ideología de la Unión Soviética. Castro gobernó como un dictador, brindando atención médica y educación gratuitas, pero suprimiendo toda oposición política y violando rutinariamente los derechos humanos. Aunque se han implementado nuevas reformas en el régimen de Fidel Castro, la estructura política de Cuba ha cambiado muy poco. Estos 10 hechos sobre los derechos humanos en Cuba demuestran el sistema autoritario del país que socava los derechos humanos.

10 hechos sobre los derechos humanos en Cuba

  1. Libertad de expresión:  el gobierno controla todos los medios de comunicación, lo que significa que tienen el poder de limitar el discurso, la prensa o cualquier información pública. El acceso a internet es costoso y limitado. Debido a la censura del Partido Comunista , hay pocos datos estadísticos confiables sobre la situación económica o política en Cuba. Las críticas al gobierno se mantienen bajo control por la amenaza de enjuiciamiento penal.  
  2. Derecho a un juicio justo:  en el sistema de justicia cubano no hay garantía del debido proceso. Los cubanos sospechosos de ser opositores políticos pueden ser juzgados sin un tribunal imparcial o representación legal. No existe una independencia judicial significativa porque los tribunales no tienen poder real. En cambio, el gobierno emplea la detención arbitraria, el encarcelamiento y las ejecuciones extrajudiciales.
  3. Libertad para viajar:  el gobierno cubano explota una ley de 1997 que fue diseñada originalmente para limitar la migración a La Habana a fin de restringir el movimiento de ciudadanos dentro de Cuba. Viajar fuera del país también es difícil. A pesar de una reforma de 2013 que abolió las restricciones de viaje para los cubanos que tienen pasaportes válidos, a muchos todavía se les niega el derecho a abandonar el país, ya que el gobierno decide quién puede obtener y renovar los pasaportes. El estado aún monitorea quién puede entrar y salir del país. 
  4. Libertad de religión:  en 2008, Cuba firmó el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que incluía la protección de la libertad religiosa. Sin embargo, esta protección está ausente en su nueva constitución propuesta.  Reduce significativamente las libertades religiosas ya prometidas en la constitución actual de Cuba, que está vigente desde 1976.  Las restricciones de viaje y las detenciones arbitrarias de los líderes religiosos continúan haciendo que la práctica de la religión en Cuba sea peligrosa. La Iglesia Católica y muchos otros grupos religiosos han abogado repetidamente por la reforma, pero han sido ignorados. 
  5. Libertad política:  la constitución de Cuba reconoce al Partido Comunista como el único partido político legal . Las elecciones libres no existen en el país. Cualquier disenso político o protesta contra el sistema de partido único está restringido. Grupos políticos, bibliotecas domésticas e incluso músicos y artistas que promueven una cultura alternativa en Cuba se consideran involucrados en actividades ilegales y son tratados como delincuentes. 
  6. Libertad académica:  Si bien Cuba está comprometida con la educación gratuita para todos los ciudadanos, sus políticas restringen las libertades académicas y culturales. Los líderes religiosos Ramon Rigal y su esposa fueron encarcelados en abril porque se negaron a enviar a sus hijos a escuelas administradas por el gobierno. Las familias están cada vez más preocupadas por el régimen que adoctrina a sus hijos en el socialismo a través del sistema educativo. La educación en el hogar y los programas internacionales acreditados están prohibidos. 
  7. Derechos laborales: T Organización Internacional del Trabajo que ha ratificado las convenciones que abordan la libertad de asociación, la negociación colectiva, la protección de los salarios y la prohibición del trabajo forzoso. Sin embargo, estas reglas a menudo no se aplican. «En la práctica, Cuba permite solo una confederación de sindicatos controlados por el estado, la Unión Central de Trabajadores de Cuba «. 
  8. Libertad económica: la  mayoría de las empresas económicas en Cuba son propiedad del gobierno . Todas las licencias profesionales, las ventas de propiedades y la inversión extranjera deben ser aprobadas y están altamente gravadas por el estado. La seguridad del estado favorece rutinariamente a los leales al régimen en asuntos comerciales y acosa a los considerados disidentes. Gracias a las recientes reformas, los cubanos ahora pueden ser dueños de pequeñas empresas  y generar ingresos privados. Sin embargo, la economía todavía está fuertemente controlada por los militares. Desde 1959, la economía y el nivel de vida han disminuido, mientras que la desigualdad ha aumentado . Solo los grupos favorecidos tienen acceso a mejores viviendas, bienes de lujo y salarios más altos. 
  9. Libertad de trato inhumano:  La ley cubana condena el  trato abusivo de detenidos y presos, pero los informes de funcionarios de prisiones que agredieron o torturaron a personas en prisión o bajo custodia policial son comunes. Las cárceles superpobladas de presos políticos son propensas a condiciones insalubres y, a veces, no tienen acceso a atención médica. 
  10. Derecho a la privacidad  La constitución cubana requiere que la policía obtenga una orden de allanamiento antes de ingresar a sus hogares. Sin embargo, » una excepción ambigua en la disposición constitucional otorga al gobierno autoridad sobre los hogares, el  correo y los propios ciudadanos». Los sectores de seguridad y militares del Partido Comunista realizan una vigilancia secreta  de las actividades del público cubano, lo que hace que la  privacidad no exista.

A pesar de estos abusos, muchos opositores al gobierno en Cuba continúan arriesgando sus vidas para promover la democracia y los derechos humanos. El deseo de un movimiento democrático está aumentando, involucrando organizaciones de derechos humanos, sindicatos independientes y otras instituciones. En 2016, «Cuba fue reelegida para el Consejo de Derechos Humanos para el período 2017-2019». En 2016, los investigadores de derechos humanos de las Naciones Unidas fueron permitidos en el país. Aunque estos 10 hechos sobre los derechos humanos en Cuba demuestran que Cuba está lejos de convertirse en una democracia, se están sentando las bases para el progreso en el futuro.

– Foto deSarah Newgarden

Origen: BORGEN