por Uzay Bulut

Traducción del texto original: ISIS Women: Victims or Perpetrators?

El reciente caso de Samantha Marie Elhasani (née Samantha Sally) –una estadounidense madre de dos hijos que abandonó su hogar en Indiana para unirse al ahora extinto califato del Estado Islámico (ISIS) en Siria– arroja luz sobre el asunto que se está debatiendo en Occidente sobre el grado de culpabilidad de las esposas de los terroristas, y sobre si deberían ser consideradas víctimas o verdugos.

Es discutible que las ‘novias del ISIS’ –mujeres que fueron cómplices del secuestro, violación, tortura y asesinato de mujeres yazidíes y cristianas en Irak y Siria– sean dignas de misericordia. En la imagen (Zaid Al Obeidi/AFP vía Getty Images), mujeres yazidíes iraquíes lloran durante la exhumación de una fosa común con cientos de yazidíes asesinadas por los terroristas del Estado Islámico en la aldea de Kojo, al norte de Irak, el 15 de marzo de 2019.

El 25 de noviembre, en un tribunal federal de EEUU, Elhasani se declaró culpable y fue condenada por “brindar ayuda económica a personas que deseaban apoyar al ISIS”.

Sigue…

Origen: gatestoneinstitute.org