Sueños de intervencionismo y planificación centralizada se cristalizan en un planteamiento que busca que el estado tenga control directo sobre el sector privado.

H.J. Andrade Zambrano | Econointech

En un hilo en la red social Twitter la diputada Fernanda Vallejos de una de las agrupaciones que conforman el oficialista Frente de Todos, en Argentina, propuso que el estado mantiene su ayuda a grandes empresas sería “razonable” que obtuviera a cambio “una participación en el capital” de esas compañías.

Vallejo advertía que la ayuda obtenida por el estado podría terminar llegando a grupos económicos que en el pasado habrían protagonizado “fuga de capitales” o tendrían sedes en llamados refugios fiscales y que además sería injusto que la ayuda estatal llegara a empresas que no lo necesitan.

Sigue…

Origen: primerinforme.com