Detenidos de origen haitiano, hondureño y norteamericano admitieron que recibieron pagos de activistas venezolanos y cubanos para crear caos, y enfrentan acusaciones en la fiscalía federal de Miami.

Casto Ocando | Primer Informe

Un grupo de personas detenidas por el FBI en Miami y otras ciudades de Estados Unidos durante las jornadas de protesta violenta el fin de semana, admitieron que recibieron pagos para participar de las manifestaciones de activistas de origen cubano y venezolano, indicaron fuentes.

«Definitivamente hay individuos asociados con Venezuela que pagaron viajes a personas a varias ciudades de Estados Unidos para promover el caos», dijo un informante que conoció de las investigaciones encubiertas.

Entre los detenidos se encuentran personas originarias de Haití, Venezuela, Honduras y Estados Unidos, detalló la fuente. Estas personas fueron interrogadas por agentes contra el terrorismo doméstico del FBI y admitieron haber recibido dinero de activistas para participar en las protestas.

Las investigaciones a cargo de la Fiscalía de Miami continúan en curso porque al menos a dos de las personas detenidas se les encontró dinero en efectivo en montos importantes cuyo origen y destino no están establecidos, indicó el informante.

Varios de los detenidos son residentes de la zona de Miami conocida como Pequeña Haití, que admitieron recibir pagos para participar en los disturbios registrados en el downtown de Miami entre viernes y sábado, dijo la fuente.

Las autoridades están tratando de establecer si las personas que realizaron pagos para promover disturbios, tienen lazos con agencias de inteligencia extranjeras, tanto de Venezuela como de Cuba.

Origen: primerinforme.com