Alejandro Borensztein

IDENTIDADCORRENTINA

Los K invirtieron en casi todo, pero nunca se habían metido en la industria alimentaria.

Antes que nada, recordemos que la semana pasada el gobernador de La Pampa había quedado a un punto de lograr la clasificación para el Campeonato Nacional de Pelotudos, luego de pronunciar aquella frase inolvidable “a la Argentina que trabaja le sobran porteños”. Esta semana Ziliotto consiguió el puntito que le faltaba al declarar: “Con Macri estaríamos cavando fosas como Bolsonaro”. Después de este invalorable aporte a la sensatez que el momento del pais requiere, sólo cabe felicitarlo. Uno más a la gran final.

El que no clasifica para el Torneo, pese al clamor popular, es Gustavo Arribas, ex jefe de los espías en el anterior gobierno. En 2015 la ciudadanía eligió a Macri, entre otras razones, también para terminar con la manía kirchnerista de andar espiando a opositores, empresarios, periodistas, jueces, etc. Ahora nos enteramos de que en eso también fracasaron. Si tomamos el caso de Arribas de manera aislada, el tipo sería un gran participante del campeonato pero lamentablemente el torneo no acepta Pelotudos con retroactividad. Sólo ingresan los que ejercen en el presente. Ergo, no clasifica.

Aclaración: después de observar las imágenes de Sergio Berni circulando por la Provincia con un fusil en la mano, este Comité Organizador del Campeonato Nacional de Pelotudos aclara que nunca jamás tuvo la menor intención de incorporarlo al torneo. Ni un poquito. Nada. Ni se nos cruzó por la cabeza. Vaya para él todo nuestro respeto, cariño y quedamos a su entera disposición.

Actualizados los datos del torneo, vamos al cuentito del domingo: Rotisería Los Kirchner Vicentin & Asociados: ¡Te lo dije Quique! No me equivoqué. Estamos en el camino correcto. Ellos van por todo, arrancaron con Vicentín, con el verso de la soberanía alimentaria y nosotros estamos acá en la rotisería, que es justamente el corazón de la soberanía alimentaria. Tenemos que conseguir que se quieran quedar con una parte del negocio, nos asociamos con ellos, nos garpan las deudas, nos anotamos en todas las licitaciones y nos hacemos ricos. Como De Vido y López, pero sin andar revoleando la mosca por los conventos.

¿Quieren venir por nosotros? Dejemos que vengan nomás. Vamos a esperarlos con los brazos abiertos y un cocktail de bienvenida. Estamos en el lugar justo y en el momento indicado.

¿Los escuchaste esta semana? Dicen que van a resolver la soberanía alimentaría expropiando una empresa que hace molienda de soja para chanchos y pollos. ¡No entienden nada, Quique! El General Perón se quedó corto cuando les gritó desde el balcón que eran unos estúpidos imberbes.

En cambio, vos y yo sí sabemos lo que es garantizar la soberanía alimentaria porque nosotros hacemos lechón adobado, ensalada rusa, empanada gallega, pollito al spiedo, lengua a la vinagreta, vitel toné… ¡Eso es soberanía alimentaria, Quique! Estos boludos creen que la gente desayuna biodiésel. Les vamos a mostrar el camino, les vamos a enroscar la víbora y nos vamos a hacer ricos. Hasta comprarnos el canal de noticias no paramos, Quique!

Pensá que los Kirchner siempre invirtieron en propiedades, hoteles, petróleo, obra pública, bingos y cuanto curro se les cruzó. Pero nunca se habían metido en la industria alimentaria. Se ve que en esta nueva etapa decidieron diversificarse y justo apuntaron adonde estamos nosotros, papá. Nos sacamos la lotería. Tenemos que aprovechar. Hay que hablar con La Cámpora y traerlos para acá. Olvidate de la Casa Rosada. Ahí están dibujados, Quique. Hay que mandar los papeles al Instituto Patria.

Es como el chiste de Woody Allen, cuando Cristina va a Olivos y se le hace tarde, Alberto duerme en el sofá.

Para colmo, el Presidente se la pasa dando vueltas por todo el país con el gabinete a cuestas. Al pedo Quique, en cualquier momento se pegan el bicho y asume Cristina con Máximo.

Cerrá los ojos y vamos a apoyarlos. Nunca más en contra del régimen. Hay que aplaudirlos y mientras la gilada salta para la liberación, nosotros contamos los billetes en La Rosadita.

No me interesa lo que vaya a denunciar Lilita. No quiero más ser un votante de Lilita, quiero ser un denunciado por Lilita. ¿Sabes por qué? Porque los denunciados por Lilita viven mucho mejor que los votantes de Lilita. Esa es la justa. Mirá el tiempo que perdimos.

Además, a partir de ahora va a ser la única manera de hacer guita. Te tengo que contar algo Quique. Me llamó mi primo Lucho, el que hace 20 años se fue a vivir a Coconut Grove, en Miami. ¿Te acordás que había dicho que quería invertir y abrir con nosotros otra rotisería en Caballito? Olvidate. Me dijo que después de ver lo de Vicentin y leer el documento de La Cámpora, él no manda un dólar a la Argentina ni loco. Dice que si encontramos un buen local en Montevideo, entra. ¿Entendés el mensaje, Quique? Lo de esta semana fue el golpe de gracia. Acá no llega un mago más.

El único secreto es seguirlos de cerca siempre. Ellos van de un lado al otro y si queremos estar de lado correcto no hay que sacarles los ojos de encima. Nunca hay que perderles el rastro. Donde ellos van, vamos nosotros porque ahí está el negocio.

Cuando privatizaron YPF el miembro informante fue Parrilli. Lo tenés a ese crack, ¿no? Cristina y Néstor encabezaban la voz a favor de la privatización. Está todo en Youtube, buscalo. Años después, la estatizaron culpando de todos los males a los que la habían privatizado, que fueron ellos mismos. La realidad es que de las dos maneras les salió como el orto porque el problema no es si es privada o estatal. El problema son ellos. Cristina ordena, Parrilli informa, Zaninni hace los contratos, Máximo ejecuta. ¿Cómo querés que no salga mal? ¡A Merkel le sale todo bien! Igual, acá en el revoleo siempre hay gente que se llena de guita. Y esta vez, vamos a ser nosotros. La prosperidad está llamando a la puerta de la rotisería. ¡Abrile Quique!!

Tenemos que adelantarnos y pedir todos los créditos ya. Estos tipos van al default. Se hacen los que están negociando, pero es verso. A ella le gusta el conflicto. Van a armar un circo con el default como el que armó Galtieri con las Malvinas y van a decretar la soberanía financiera. Ella se cree que va a liderar la gran rebelión global contra el endeudamiento. Y la verdad es que si consigue el apoyo de Ecuador y el Líbano, ya es mucho. ¡Dentro de cinco minutos en el mundo no les va a atender el teléfono ni en el portero, Quique!

Y vamos a aprovechar cada ventaja que encontremos. Ahora pusieron al frente del Servicio Penitenciario a la jefa de Justicia Legítima, esos que quieren soltar a todos los sopres. ¡Vamos a conseguir que lo suelten a Pipo! ¿te acordás? Nunca volvimos a tener uno así en la cocina. Hacía la mejor tortilla de papas de todo el Conurbano. Lástima esa tarde que se volvió loco y le clavó 20 cuchillazos a la suegra. Una desgracia. Pero ahora que vamos a ser socios, decimos que el pobre Pipo fue una víctima de la desigualdad, le conseguimos la tobillera y … ¡lo traemos de vuelta!

Mirame bien a los ojos, Quique. Así como a los 25 abandoné la Juventud Guevarista, ahora no quiero que me vuelvas a hablar de Alfonsín, ¿ok? Te lo digo clarito: me importa un carajo la República. Quiero ser socio de los Kirchner. Quiero ganar guita. Y quiero vivir en Miami. Cerca de lo de Lucho. En una casa con pileta. Y me voy a comprar un Cadillac blanco. Si es posible descapotable, para ir por Coconout Grove con la música al palo, escuchando a Gloria Stefan.

Origen:Clarin