Como consecuencia del discurso anti-campo del gobierno, en las últimas dos semanas hubo graves ataques a la actividad agropecuaria en todo el país. Se sospecha que fueron perpetuados por orden de punteros kirchneristas.

En las ultimas semanas, los ataques al campo se multiplicaron y se extendieron por toda la Argentina. Como venimos relatando hace meses desde estas columnas, el discurso anti-campo que los voceros del gobierno kirchnerista se encargan de difundir viene surtiendo efecto.
Los hechos de vandalismo están ocurriendo a lo largo de todo el país y existen grandes sospechas de que son llevados a cabo por punteros políticos del kirchnerismo o con su aval, ya que no se han condenado los ataques ni se ha arrestado a ningún sospechoso.
En Roversi, Santiago Del Estero, se quemaron más de 4.500 hectáreas en cuestión de horas. El fuego consumió 1.100 hectáreas de maíz sin cosechar, silobolsas de soja que se encontraban en los lotes, alambrados en un radio de varios kilómetros y las cortinas de viento que evitan la erosión de los campos. Las perdidas superaron el millón de dolares.
El hecho se dio a conocer por el tweet del diputado provincial de Juntos por el Cambio, Lucho Bugallo.
Sigue…

Origen: derechadiario.com.ar

Fanaticos e ignorantes ,queman las cosechas de quienes producen alimentos para que podamos alimentarnos