Las sanciones implementadas por Estados Unidos contra el régimen cubano, siguen evitando que militares castristas controlen el dinero que mandan los migrantes cubanos a la isla.

Redacción | Primer Informe

Ante las posibles sanciones que puedan ejercer en su contra, el banco francés Credit Mutuel paralizó los servicios de Fincimex, la empresa cubana vinculada a los militares que controlan el negocio de las remesas en la isla.

La intención del régimen cubano de atraer las divisas que llegan desde los Estados Unidos a través de las nuevas tiendas que admiten pagos en dólares fue cortada por el gobierno de Donald Trump que insiste en no permitir el beneficio de los funcionarios del régimen con operaciones en divisas.

El envío de remesas en dólares desde Estados Unidos que habia comenzado recientemente por medio de las agencias Cubamax y VaCuba quedaron paralizados. Mientras tanto el régimen cubano no ha encontraro otro banco que esté dispuesto a realizar estas operaciones, revelaron fuentes a El Nuevo Herald.

LEA TAMBIÉN Estados Unidos sanciona a banco cubano en el Reino Unido

A pesar de que Western Union continua enviando remesas a Cuba, el destinatario no recibe dólares si no la moneda convertible local, el CUC, totalmente devaluado en el mercado informal luego de que abrieran las tiendas en divisas.

“El Crédit Mutuel Bank le cerró las puertas a Havanatur, Cubapack y American International Service,” empleada por Fincimex, dijo una de las fuentes que pidió no ser identificada para discutir el tema, según El Nuevo Herald. “Se ha intentado que otros bancos tomen este negocio. pero nadie quiere por miedo a las sanciones. Lo triste es que a la gente en Cuba les hace falta dólares y se priva a los familiares de enviarles el sustento a los suyos.”

Crédit Mutuel Bank envió una declaración a El Nuevo Herald al respecto: “En 2018, al adoptar su plan estratégico, Crédit Mutuel Alliance Fédérale anunció su decisión de centrarse en sus actividades bancarias y de seguros en la zona euro. Esto ha llevado a una retirada gradual de ciertas actividades en el extranjero, incluidas las de Cuba. Las autoridades estadounidenses no intervinieron en esta decisión”, dice el comunicado.

Aunque el Departamento del Tesoro tampoco quiso hacer comentarios sobre el tema, un alto funcionario comentó a El Nuevo Herald que el objetivo de la administración Trump era hacer lo posible para que Cuba no haga operaciones financieras internacionales.

“Estamos trabajando en nuevas regulaciones que cerrarían aún más todas las lagunas [en el embargo] que el régimen ha utilizado para manipular al pueblo cubano y robar cada dólar que la gente intenta enviar a sus familias”, dijo el funcionario. “Estamos cerrando cada puerta, cada escapatoria”, refirió.

El cierre de las cuentas en el banco francés también perjudica otros negocios del gobierno cubano, como el envío de paquetes desde Estados Unidos a través de Cubapack y los viajes. Una de las fuentes dijo que las agencias de vuelos chárter temían no poder pagar a Havanatur debido al cierre de las cuentas.

Origen: primerinforme.com

Era hora 😉