Luego de una oleada de toma de tierras en todo el país, el Ministerio de Seguridad, encabezado por la antropóloga kirchnerista Sabina Frederic, denunció penalmente a manifestantes que reclamaron contra la usurpación de su propiedad, y aseguró que “no es un tema de seguridad”.

Portada

Tal como explicamos desde La Derecha Diario, las tomas de tierra se dispararon en todo el país en las últimas semanas, particularmente en La Plata, Guernica, Moreno, La Matanza y Merlo. 

Este aumento se puede explicar en parte por la insólita Ley N°15172, sancionada por unanimidad tanto por la oposición y el oficialismo, y que suspende las ejecuciones hipotecarias y los desalojos en todo el territorio bonaerense hasta el día 30 de septiembre.
Pero este no es un problema que se viva solamente en la Provincia de Buenos Aires. En el sur del país, múltiples propietarios han denunciado que sus tierras han sido tomadas, en particular por grupos indígenas que cuentan con la protección del Gobierno nacional.

En ese sentido, el Ministerio de Seguridad conducido por la antropóloga Sabina Frederic presentó una denuncia penal contra los vecinos de Bariloche y Villa Mascardi en Río Negro, que participaron de la marcha de este sábado en reclamo por la ocupación de más de 30 hectáreas y los numerosos ataques que se vienen sucediendo desde 2017.
La repudiable denuncia apunta a que quienes se movilizaron y se expresaron en las redes podrían estar incitando a la población a cometer delitos, por lo que la marcha marcaría un “exceso ilegítimo” en sus derechos constitucionales.
El Director Nacional de Cooperación Judicial y Ministerios Públicos de la cartera de Seguridad de la Nación, por orden de la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, presentó una denuncia penal por la posible comisión de los delitos de ‘instigación a cometer delitos’, ‘apología del crimen’ y ‘asociación ilícita’, todos ellos delitos de acción pública tipificados en los artículos 45 y ss., 54 y ss., 149 bis y ter, 168, 209, 210, 212, 213 y 239 del Código Penal de la Nación”, arranca el comunicado de Seguridad.

 

Manifestante reclamando por la toma de sus tierras.

La marcha había sido alentada desde el grupo en Facebook “Apoyo a los vecinos de VILLA MASCARDI”, con más de 1.400 participantes. Durante la manifestación no se registraron hechos de violencia. Los vecinos solamente entonaron el himno nacional en la ruta y desplegaron banderas.  

La denuncia fue motivada por “la organización de una movilización que, de acuerdo a versiones periodísticas, es denominada ‘Banderazo Patriótico en defensa de nuestros vecinos de Mascardi‘ en la que, según ha trascendido por medios de comunicación y afirmaciones de dirigentes políticos y vecinales, podrían derivar en ‘enfrentamientos’ y situaciones de extrema violencia”, continúa el texto.

Las declaraciones realizadas en la convocatoria por los autodenominados ‘vecinos de Mascardi‘”, invitan a la participación contemplando el “uso de armas caseras y/u objetos de diversa índole que puedan ser utilizadas como tal, con intenciones de generar y producir hechos de violencia”, subraya la denuncia.

Sin embargo, una fuente cercana la ministra Frederic dijo a Clarín que la denuncia no es contra ningún manifestante en particular. “Para que no haya dudas, la denuncia de ninguna manera es contra manifestantes ni contra el derecho a la defensa sino que, en función a distintas advertencias que hicieron personas y referentes políticos y sociales, se denuncia la posible invitación a cometer esos delitos mencionados. No es con nombres de personas, es poner en conocimiento a la justicia de una situación“, se defendió, a pesar de no haber ningún tipo de evidencia de lo que se denuncia.

La intervención del Gobierno Nacional generó la indignación de los vecinos y de la gobernadora local, Arabela Carreras, que viajó de urgencia a Buenos Aires para reunirse con Frederic y con otros funcionarios del Gobierno Nacional.

Los vecinos que marcharon el fin de semana sienten que el Ministerio de Seguridad transformó a los victimarios en víctimas en vez de resguardar los derechos de las familias de las zonas que sufren la violencia de este grupo desde hace años.

La ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich escribió en su cuenta de Twitter: “Hace meses que ocupan terrenos e incendian casas en Villa Mascardi. Los vecinos le piden al gobierno que los cuide mientras que el @MinSeg los acusa de ‘instigación a cometer delitos’. Es una vergüenza que dejen a la gente desamparada de esta manera”.

El aval de la antropóloga Frederic, de todas formas, no sorprende, ya que es de público conocimiento su buena relación con el dirigente social izquierdista Juan Grabois.

A comienzo de agosto, Sabina Frederic compartió una imagen junto a Juan Grabois y aseguró que el sindicalista empezaría a trabajar con el Ministerio de Seguridad, luego de mantener un encuentro en el que profundizaron sobre diversos temas, en relación al aumento de la criminalidad con la combinación pobreza y desigualdad. La reunión genero repudio en las redes sociales.

 

La ministra de Seguridad junto a Grabois.

Por otra parte, en el día de hoy, la Ministra se lavó las manos con respecto a la toma de tierras y aseguró que “no es un tema de seguridad“. La funcionaria planteó que la ocupación de terrenos en el sur y en la provincia de Buenos Aires responde a un déficit habitacional y son otras áreas del Estado las que deberían dar respuesta.

Según explicó en diálogo con Reynaldo Sietecase en radio Con Vos, la “salida de la cuarentena” provocó situaciones que el Poder Ejecutivo no había previsto. “Estamos en un momento en el que la presión y la conflictividad se traduce en toma de tierras en diferentes lugares del país, particularmente en el sur y en el Gran Buenos Aires; ahora, ese no es un tema de Seguridad, no es un tema de seguridad, es un tema de déficit habitacional y una presión por el mercado de tierras que evidentemente hay que paliarlo con soluciones que se anticipen al problema”, analizó.

Si no estamos poniendo la solución del problema solo en los desalojos que si la Justicia los ordenó, habrá que hacerlos, pero la provincia de Buenos Aires tiene una ley que prohíbe los desalojos hasta fines de septiembre y Nación tiene un decreto que los prohíbe hasta mediados de marzo”, explicó la funcionaria.

Por su parte, Sergio Massa se distanció del Gobierno y pidió que se desaloje a los ocupas de Villa Mascardi. El Presidente de la Cámara de Diputados se manifestó hoy sobre el conflicto político en Río Negro, y aseguró que “el Estado tiene que hacer cumplir la ley, y si hay gente tomando tierras lo que tiene que hacer es desalojar”.

Además, planteó que el oficialismo podría avanzar en una medida para que aquellas personas que participen de una toma de terrenos pierdan todos los beneficios que perciben del Gobierno, como la IFE y la Asignación Universal por Hijo.

Es muy probable que evaluemos la posibilidad de que aquel que realice una toma de tierras, se le caigan todos los beneficios del Estado como la Asignación Universal por Hijo o el IFE. Sino es que como que cada uno hace lo que quiere”, expresó en una entrevista con Antonio Laje en América.

También indicó que “seguramente mañana hable con la ministra (de Seguridad) Frederic” sobre el conflicto de la toma de terrenos en todo el país.

Por Renzo Valente, para La Derecha Diario.

Origen: derechadiario.com.ar