El representante argentino ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Raimundi, realizó  una fuerte defensa del gobierno de Nicolás Maduro y destacó que “Venezuela ha sufrido un fuerte asedio de intervencionismo” por lo que “hay una apreciación sesgada de lo que son las violaciones a los derechos humanos en determinados países”.­

En su alocución en el Consejo Permanente de la OEA, que monitorea la situación política del régimen populista de Maduro, Raimundi recalcó que Argentina “no hace una lectura ideológica de los derechos humanos. Nos centramos en la persona que sufre. No son los derechos humanos para mi país un instrumento para tomar una posición ideológica”.­

Al analizar el reciente informe del Alto Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas sobre la violación de derechos humanos en el país caribeño sobre el que la semana que viene cada país emitirá su opinión en Ginebra, Argentina adelantó una suerte de posición sobre los lineamientos de ese documento que denuncia graves violaciones a los derechos humanos por parte del régimen de Maduro entre los que se destacan torturas seguidas de muerte a perseguidos políticos.­

Al evaluar los hechos que se dan en Venezuela, el embajador argentino en la OEA destacó que “lamentablemente estamos en una región en la que somos varios los países que hemos sufrido represiones desproporcionadas a las movilizaciones populares, persecución judicial, sistemas de espionaje y una cantidad de problemas con los derechos humanos muy serios”.­

De esta manera, en línea con el mensaje de la Casa Rosada, el embajador Raimundi alertó que “cuando uno pone el foco en una mirada de un país y no de otros, es allí donde se pone en riesgo de hacer una apreciación sesgada desde el punto de vista político de lo que son las violaciones a los derechos humanos”.­

­

Origen: laprensa.com.ar

Cada dia peor ?