Se estima que más de 1500 autos recorrieron el tramo con sus banderas y pancartas, en cada auto, donde por lo menos había tres personas y en ocasiones más.

En los autos se veían diferentes generaciones, los abuelos, sus hijos y los nietos portando las banderas y carteles con alegorías de las campañas políticas, desde la presidencial hasta la de jueces.

El primer tramo inicial, de la 37 avenida a la calle Ocho del Suroeste, a pesar de varios semáforos es de aproximadamente unos 7 ó 9 minutos; este sábado fue de 28 minutos y a paso de tortuga. Por la Calle Ocho hasta la 12 avenida, con una presencia policial más numerosa en las intersecciones, el tráfico era más llevadero.

La policía de Miami no pudo calcular con precisión la avalancha de autos que se iban a dar cita y eso motivo que las interrupciones para dar acceso a las vías en ocasiones fueran caóticas. Si en un inicio se hablaba de unos 500 autos, la realidad triplico la planificación. Se estima que más de 1500 autos recorrieron el tramo con sus banderas y pancartas, en cada auto, donde por lo menos había tres personas y en ocasiones más.

Origen: heraldodecuba.com

Los argentinos,tenemos que organizar una igual Antikirchnerista 😉