Adquiridas al valor fiscal de $ 7,50, el matrimonio presidencial compró más de 200.000 metros cuadrados; varios funcionarios nacionales y provinciales invirtieron en Santa Cruz

Mariela Arias

Foto archivo

RIO GALLEGOS.- El matrimonio presidencial sumó 200.000 metros cuadrados de tierras fiscales en El Calafate, según consta en las declaraciones juradas del ex presidente Nestor Kirchner y de la actual mandataria Cristina Kirchner. Sobre parte de ellas construyeron el emprendimiento turístico Los Sauces, otras fueron vendidas a muchas veces su valor original y otras aún esperan que sus dueños decidan su destino, como la que está en condominio con Lázaro Báez.

La compra realizada por los Kirchner y medio centenar de funcionarios provinciales y nacionales a precio fiscal de$ 7,50 y, a menor valor, las destinadas a chacras fueron denunciadas en la justicia local para que se investigue el presunto delito de tráfico de influencias, violación de los deberes de funcionario público y defraudación agravada contra el Estado, que podría haber realizado el entonces intendente Néstor Méndez.

La causa la debió instruir la fiscal Natalia Mercado, hija de la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, quien debía investigar no sólo a sus tíos y a su hermana, sino a ella misma, que también adquirió un terreno con la misma operatoria. Pese a ser recusada, la justicia provincial la confirmó en la causa sobre la que nunca hubo avances ni novedades.

Desde 2003 también adquirieron tierras a bajo costo el actual titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, el empresario Lázaro Báez, el amigo familiar y empresario de medios Rudy Ulloa Igor y medio centenar de funcionarios nacionales y provinciales, intendentes, legisladores y jueces. Desde que la venta de tierras se reveló, a fines de 2006, se abrieron tres causas judiciales.

Sobre la manzana 42, los Kirchner construyeron el actual chalet y, en el mismo lote, el hotel boutique Los Sauces, alquilado por el empresario Juan Carlos Relats, también adjudicatario de obra pública en Santa Cruz. La ampliación de Los Sauces fue realizada en la Quinta 10 A, adquirida a $ 150.000 en 2006 y recostada sobre el Paseo Costanero: mientras en su exterior mantiene la fachada de las típicas casonas de campo patagónica, su interior tiene una decoración temática. El hotel cuenta con un restó exclusivo y un club house, todas las construcciones distribuidas en cuidados jardines.

La Quinta 178 fue adquirida por Cristina Kirchner y tiene 10.000 metros cuadrados. Es un terreno lindero al condominio que tiene con Báez en Punta Soberana, sobre el cual tampoco hay construcciones, según constató LA NACION ayer.

Con dos manzanas por 20.000 metros cuadrados, en la zona del aeropuerto viejo, Kirchner realizó su mejor negocio. Fueron compradas como tierras fiscales en 2006, a un monto de $ 300.000 y luego vendidas en más de $ 6, 3 millones al empresario chileno Horst Paulmann, según quedó constancia en la declaración jurada de 2008.

Sobre esos terrenos se habían iniciado en el juzgado federal N°5, de Norberto Oyarbide, una causa luego derivada al juzgado de Río Gallegos, originada por la denuncia de la empresa Arq. Horacio Contreras y Asociados, que había presentado ante el Ministerio de Planificación Federal un proyecto de urbanización para el viejo aeródromo de El Calafate. Los denunciantes aseguran que, luego de reuniones con autoridades de esa cartera y de la Fuerza Aérea Argentina, accedieron a determinada información que le hizo sospechar que el ex presidente Kirchner había cedido ilegítimamente los terrenos fiscales de El Calafate al intendente local, con el fin de apoderarse después de los mejores lotes, en beneficio propio.

Los datos reunidos lo condujeron a concluir que la provincia poseía la titularidad sobre el predio, dado que le había sido transferido junto con otras tierras mediante ley 14.408, que luego se afectó el terreno a la Municipalidad de El Calafate y que el aeródromo dejó de formar parte del sistema nacional de aeropuertos en el año 2000.

A cinco años de la venta del predio, el mismo sólo fue alambrado y sobre él resposa un letrero en amarillo y rojo, que desde mediados del año pasado anuncia “Próximamente” las firmas Easy y Vea, ambas del emporio comercial Cencosud. El predio tiene un lugar de privilegio, dado que los loteos se realizaron al margen de lo que fue la vieja pista aérea de El Calafate. Sobre las causas judiciales, poco trascendió.

Al estallar el escándalo por las tierras, Echegaray admitió haber comprado en El Calafate cuando trabajaba en el Banco Interamericano de Desarrollo. Sin embargo, los decretos de venta están fechados en noviembre de 2004, cuando él ya había asumido al frente de la Dirección Nacional de Aduanas. Tiene dos terrenos por un total de 2455,26 metros cuadrados.

Compras y cesiones no investigadas

La fuerte seducción porlas tierras de los Kirchner

  • El emprendimiento turístico Los Sauces, una de las principales inversiones inmobiliarias de Néstor y Cristina Kirchner, fue levantado en las tierras fiscales adquiridas a $ 7,50
  • Al igual que hicieron otros funcionarios nacionales y provinciales, parte de los terrenos fueron vendidos posteriormente a un precio muy superior
  • Pese a las denuncias presentadas por tráfico de influencias, la justicia provincial no avanzó con las investigaciones. La responsable de la instrucción de la causa era la fiscal Natalia Mercado, hija de Alicia Kirchner
  • En un terreno contiguo al condominio que la Presidenta tiene con el empresario Lázaro Báez, en Punta Soberana, se levanta la Quinta 178, de 10.000 metros cuadrados, otra cuantiosa inversión del matrimonio Kirchner
  • El juez Oyarbide había iniciado una causa que luego pasó al juzgado de Río Gallegos por la compra de terrenos, de 20.000 metros cuadrados, comprados por los Kirchner en 2006 a $ 300.000 y vendidos luego a $ 6,3 millones. El predio fue cedido al municipio de El Calafate, en una transferencia cuestionada, que la Justicia, al parecer, no investigó
Nota publicada 3 de Agosto de 2013

Origen: lanación.com.ar