El 6 de noviembre de 2020 a las 7:17 am la líder de la oposición cubana Berta Soler, actualmente en Cuba, compartió en español a través de Facebook lo siguiente: “Soy cubana y nunca he tenido la oportunidad de ir a las urnas a votar por mi presidente. Si Podría votar en Estados Unidos Yo lo haría por Trump, pero pase lo que pase en las elecciones de Estados Unidos yo apoyo a Donald Trump, un presidente cuya política de Estado contra el régimen comunista de Cuba la ha llevado a cabo como debe ser. Trump 2020 “

Esta mujer negra cubana que ha pasado los últimos 17 años resistiendo una dictadura de minoría blanca en Cuba apoya públicamente al presidente Trump y su política en Cuba. Lo hizo hoy, cuando tal postura puede costarle mucho tanto en Cuba como en Estados Unidos. Es importante comprender su razonamiento y, al mismo tiempo, escuchar otras voces y sus perspectivas sobre la importancia del apoyo latino a Trump en el sur de Florida.

El voto mayoritario del martes por parte de cubanoamericanos, nicaragüenses, venezolanos y otros latinos para el presidente Trump en Florida ha sido recibido con indignación y confusión en los medios de comunicación. En primer lugar, la atención se ha centrado en los votantes cubanoamericanos, ignorando ( en su mayor parte ) a los ciudadanos de origen nicaragüense, venezolano u otro origen latinoamericano. También ha habido intentos de explicar este voto sin tener en cuenta la agencia de estos votantes.

Por ejemplo, en la revista Vogue del 6 de noviembre, Paola Ramos argumenta que “Trump reabrió las heridas de la gente. Él aprovechó ese sentimiento de traición al presentar falsa pero muy magistralmente a Joe Biden y Kamala Harris como el regreso del comunismo”. William Kelly, candidato a doctorado en historia de América Latina y el Caribe en la Universidad de Rutgers, argumenta que el “descaro y la bravuconería” de Trump atraen a los cubanoamericanos más jóvenes, recién llegados de Cuba, que “lo admiran por abrazar su tipo de auto-economía suficiencia, y están familiarizados con su tipo de política “. Kelly pasa tiempo pintando una imagen positiva del régimen de Castro, como la “cara global de la lucha contra la opresión”.que Castro “reestructuró rápida y sistemáticamente todos los aspectos del gobierno cubano para ponerlo bajo su control directo”, pero no mencionó el papel del régimen en el genocidio en Etiopía o las ejecuciones masivas televisadas en Cuba.

La Sra. Ariana Hernandez-Reguant, antropóloga cultural, que escribe para el Congreso de América del Norte sobre América Latina (NACLA) hace un argumento similar sobre los cubanos recién llegados que presentan una caricatura de cubanoamericanos que describen cómo ella “puede diferenciar las casas de los partidarios de Trump de los demócratas ‘, no solo por sus banderas Blue Lives Matter, QAnon, Trump o simples de Estados Unidos, sino por sus espectaculares exhibiciones de todo tipo “.

Tanto Hernández como Kelly al hablar de inmigración y cubanos no mencionan que fue la Administración Obama la que el 12 de enero de 2017 cerró la puerta a los refugiados cubanos cuando pusieron fin a la política Pie Mojado Pie Seco y la política de asilo para médicos cubanos traficados, dos largos demandas a largo plazo del régimen de Castro. Kelly no menciona Wet Foot Dry Foot, pero Hernandez-Requant sí , pero no menciona el papel de la Administración Obama para ponerle fin.

En The New York Times , Nikole Hannah Jones, del Proyecto 1619, buscó emitir el voto de los cubanoamericanos dentro del lente de la raza y la blancura., e identificó a los cubanos como blancos a diferencia de otros grupos latinos, como los puertorriqueños a los que ella identifica como negros o los guatemaltecos que ella identifica como indígenas.

El problema con el argumento racial de la Sra. Jones es que los cubanoamericanos y otros hispanos de todos los orígenes raciales en el sur de la Florida no solo salieron a votar por Trump, sino que muchos salieron a las calles para apoyar al candidato republicano, y las imágenes no son solo “cubanos blancos”.

En el frente de la política de inmigración, la elección entre republicanos y demócratas para los cubanos es mixta. Esto plantea la pregunta ¿qué llevó a los votantes cubanos, venezolanos, nicaragüenses y colombianos al campo republicano en 2020? La campaña de Biden no logró abordar una política impopular y, en cambio, la duplicó.

La columna de Andrés Oppenheimer, “Biden se la pasó mal con los votantes cubanos y venezolanos de Miami, y recibió una paliza” se publicó el 4 de noviembre de 2020 y expuso un problema preexistente que el vicepresidente tenía con los votantes cubanoamericanos . “Muchos exiliados cubanos, especialmente los mayores, todavía resienten la decisión del presidente Obama en 2014 de restablecer las relaciones diplomáticas plenas con Cuba. Biden, entonces vicepresidente, fue parte de ese movimiento”. … “Pero Biden podría haberlo superado admitiendo que la apertura de la administración Obama con Cuba no ha funcionado como debería”. En cambio, durante demasiado tiempo en 2020, la campaña afirmó que las cosas habían sido mejores para los cubanos bajo la política de Obama hacia Cuba.

Una revisión parcial de lo que ocurrió demuestra por qué sigue siendo impopular.

El  17 de abril de 2009, el presidente Barack Obama dijo  que su administración buscaba “un nuevo comienzo con Cuba” y afirmó además que estaba “preparado para que mi administración se comprometiera con el gobierno cubano en una amplia gama de temas, desde derechos humanos, libertad de expresión y reforma democrática a las drogas, la migración y los problemas económicos “. 

Hacia fines de 2009, La Habana puso a prueba la Casa Blanca cuando el  régimen de Castro tomó y tomó como rehén al ciudadano estadounidense Alan Gross  . Los diplomáticos estadounidenses no lo vieron  hasta 25 días después . Además, la política de acercamiento y flexibilización de las sanciones continuó a pesar de la continua detención de Gross.

El 14 de enero de 2010 la “ilegal” Comisión Cubana de Derechos Humanos, informó la muerte confirmada de al menos 20 enfermos mentales en el Hospital Psiquiátrico conocido como Mazorra por ” negligencia criminal de un gobierno caracterizado por su ineficiencia generalizada ” y un día después El gobierno cubano confirmó que 26 pacientes habían fallecido por “ bajas temperaturas prolongadas que bajaron a 38 grados ”. Esto solo ocurrió porque las imágenes de las víctimas habían sido filtradas y reportadas por periodistas independientes.

El 23 de febrero de 2010 falleció el preso de conciencia cubano Orlando Zapata Tamayo tras una prolongada huelga de hambre. Había sido víctima de numerosas golpizas y malos tratos que llegaron al nivel de tortura.durante casi siete años que lo llevaron a hacer una huelga de hambre sólo por el agua. Los guardias de la prisión le cortan periódicamente el acceso al agua, contribuyendo a su muerte.

Las ejecuciones extrajudiciales   continuaron a una tasa documentada más alta que en años anteriores.

El defensor cubano de derechos humanos Juan Wilfredo Soto García murió el 8 de mayo de 2011, tres días después de ser golpeado por agentes de la policía en un parque público de Santa Clara, Cuba. Amnistía Internacional expresó su preocupación por las circunstancias que rodearon su muerte. Juan Wilfredo había sido previamente preso político durante 12 años.

Laura Inés Pollán Toledo, una mujer valiente le dijo la verdad al poder y protestó en las calles de Cuba exigiendo una amnistía para los presos políticos cubanos. Ella había sido un maestro de escuela , antes que su marido fue encarcelado por su periodismo independiente en 2003, junto con otros más de 75 miembros de la sociedad civil. Laura fue muy admirada tanto dentro como fuera de la isla.

Laura se acercó a las esposas, madres, hermanas e hijas de los 75 presos de conciencia encarcelados en marzo de 2003 entre ellos estaba su esposo, fundaron las Damas de Blanco, y llevaron a cabo una campaña no violenta sostenida que luego de nueve años logró la libertad de sus seres queridos. Como no disolvió las Damas de Blanco cuando su esposo regresó a casa porque reconoció que las leyes no habían cambiado, que los presos políticos seguían tras las rejas y que ella continuaría su activismo por los derechos humanos, el régimen de Castro la eliminó en octubre. 14, 2011. Berta Soler fue elegida nueva líder de las Damas de Blanco tras la muerte del fundador.

El 22 de julio de 2012, Oswaldo Payá Sardiñas, fundador y líder del Movimiento Cristiano de Liberación y Harold Cepero Escalante, miembro del citado movimiento, perdieron la vida en la carretera Las Tunas-Bayamo, en Cuba. La prueba de que el “accidente automovilístico” fue un acto premeditado arreglado para Oswaldo Paya fue que esta no era la primera vez; el régimen también lo había intentado con otro vehículo 20 días antes mientras se encontraba en La Habana . La Stasi de Alemania del Este entrenó al servicio de Seguridad del Estado cubano conocido como “G2” y una de sus tácticas estándar fue arreglar accidentes automovilísticos . Continúan circulando los llamamientos a una investigación internacionaly caer en oídos sordos. Su movimiento había lanzado una campaña de peticiones que obtuvo más de 24.000 firmas exigiendo reformas de derechos humanos en una iniciativa llamada Proyecto Varela que obligó al régimen a cambiar la Constitución para bloquear este tipo de peticiones en el futuro.

La  Casa Blanca de Obama  y el régimen de Castro  comenzaron a tener reuniones secretas  en junio de 2013 en Canadá. Estas reuniones continuaron durante 2013 y 2014. Los informes sobre  estas reuniones  no mencionan ninguna reacción a las acciones provocadoras de la dictadura cubana.

El 15 de julio de 2013, el gobierno cubano  fue sorprendido in fraganti  traficando toneladas de armas a Corea del Norte. Esto fue confirmado por  un informe del 6 de marzo de 2014 de un panel de expertos  del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que también informó:

6. Además, en la carga se encontraban varias partes de tres misiles SA-2 y seis SA-3, como los conos de punta que albergan fusibles de proximidad, pilotos automáticos y transpondedores, antenas transmisoras y algunos actuadores (figura 4). 4 __________________ 4 El Grupo observa que algunas de las partes SA-2 y SA-3 también podrían cumplir los criterios definidos en la lista de artículos, materiales, equipo, bienes y tecnología relacionados con los programas de misiles balísticos (S / 2012/947), cuya exportación e importación por la República Popular Democrática de Corea están prohibidas. Véase en particular el punto 9 de la categoría II de S / 2012/947 que trata sobre “instrumentación, navegación y radiogoniometría”.

No hubo consecuencias para esta  acción de La Habana  que también era ilegal bajo el derecho internacional porque la Casa Blanca había priorizado la normalización de las relaciones con Cuba y siguió adelante con sus negociaciones secretas.

El 17 de diciembre de 2014 tanto el presidente Obama como el general Raúl Castro anunciaron que tenían la intención de normalizar las relaciones. Alan Gross fue finalmente libre después de casi cinco años de cautiverio, los viajes se liberalizarían aún más y la liberación de  algunos presos políticos cubanos  era una noticia que se recibiría positivamente.

Alan Gross: antes y después de sus cinco años de cautiverio en Cuba

Alan Gross: antes y después de sus cinco años de cautiverio en Cuba

Muchos cubanoamericanos se indignaron por varias razones. Tres espías  que habían espiado instalaciones militares, oficinas del Congreso y  habían planeado actos terroristas  en Estados Unidos fueron devueltos a Cuba. Esta red de espías había estado implicada en el  asesinato  del 24 de febrero de 1996 de tres ciudadanos estadounidenses y un residente estadounidense fue liberado en un canje, sentando un precedente terrible. Secuestrar a un estadounidense y  retenerlo para pedir rescate durante cinco años dio sus frutos. Los elementos moderados dentro de la dictadura, que buscan convertir a Cuba en un miembro responsable de la familia de naciones, guardarían silencio. Gerardo Hernández, quien cumplía una doble cadena perpetua por espionaje y conspiración de asesinato, regresó a Cuba y ahora está a cargo de espiar a los cubanos a nivel nacional a través de la red nacional de los Comités de Defensa de la Revolución.

Las cosas no mejoraron y las consecuencias de la apertura se hicieron más conocidas.

El 3 de febrero de 2015, Rosa María Payá, en  testimonio  ante un subcomité de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado,  denunció  la indiferencia del gobierno estadounidense y de la comunidad internacional:  “El gobierno cubano no se habría atrevido a realizar sus amenazas de muerte contra mi padre, si el gobierno de Estados Unidos y el mundo democrático se hubieran mostrado solidarios. Si volteas la cara, la impunidad se enfurece. Mientras dormías, el régimen estaba concibiendo su limpieza de los líderes prodemocráticos por venir “.

Rosa Maria Paya se dirige al Comité del Senado de los Estados Unidos

Rosa Maria Paya se dirige al Comité del Senado de los Estados Unidos

El 8 de abril de 2015, diplomáticos cubanos salieron de la Embajada de Cuba en Panamá y atacaron a representantes de la sociedad civil que estaban depositando flores en un busto de José Martí en un parque público cercano. Varios activistas resultaron heridos y al menos uno requirió cirugía . Durante la Cumbre de las Américas, los diplomáticos cubanos interrumpieron reuniones oficiales para impedir la participación de disidentes cubanos y venezolanos, a pesar de estar acreditados oficialmente. Fue durante esta Cumbre que el presidente Obama y el general Raúl Castro se reunieron en una reunión de alto perfil.

Cubanos agredidos por diplomáticos de Castro en Panamá en 2015

Cubanos agredidos por diplomáticos de Castro en Panamá en 2015

La situación de los elementos reformistas en Cuba no mejoró.

La disidente cubana Sirley Ávila León , de 56 años, fue gravemente herida en un ataque con machete el 24 de mayo de 2015 por Osmany Carrión quien había sido “enviado por matones de la seguridad del Estado” y que está segura de que la agresión ” tuvo motivaciones políticas “. El ataque fue lo suficientemente severo que sufrió cortes profundos en el cuello y las rodillas, perdió la mano izquierda y estuvo a punto de perder el brazo derecho. Sirley había sido una funcionaria local que había buscado la reapertura de una escuela para niños cubanos y provocó la ira de la dictadura con sus persistentes demandas.

Sirley Avila Leon atacado por hablar en favor de los niños.

Sirley Avila Leon atacado por hablar en favor de los niños.

El 29 de mayo de 2015, el Departamento de Estado  eliminó a Cuba de la lista de patrocinadores estatales del terrorismo , a pesar de la evidencia de continuas malas acciones.

El lunes 20 de julio de 2015 en el Departamento de Estado, Rosa María Payá Acevedo asistió a una conferencia de prensa con el secretario de Estado John Kerry y el canciller de Castro, Bruno Rodríguez. Rosa María contaba con la debida acreditación como miembro de prensa. El contralmirante John Kirby, portavoz del Departamento de Estado , se llevó a un lado a Rosa María y le advirtió que la retirarían físicamente si hacía alguna pregunta.

Estados Unidos reabrió su Embajada en La Habana, Cuba, el 14 de agosto de 2015, pero no invitó a defensores de derechos humanos cubanos a la ceremonia de izado de la bandera en lo que los medios de comunicación calificaron de desaire. El Departamento de Estado argumentó que era unasunto de gobierno a gobierno y que no había suficiente espacio para acomodar a los disidentes. Sin embargo, el Departamento de Estado sí acomodó a “empresarios y activistas cubanoamericanos” que volaron con Kerry y su delegación oficial. A pesar de la carga aérea de cabilderos y empresarios, el presentador de CNN, Jake Tapper, en un tuit observó que había mucho espacio para invitar a disidentes cubanos.

El 7 de enero de 2016, The Wall Street Journal publicó la historia de que en 2014 un misil Hellfire inerte de Estados Unidos enviado a Europa para un ejercicio de entrenamiento fue enviado por error a Cuba . Desde entonces Estados Unidos le ha estado pidiendo a la dictadura cubana que devuelva el misil pero no lo ha hecho. Solo después de que se conoció la vergonzosa noticia se devolvió, pero sin duda todas las especificaciones técnicas habían sido descifradas para entonces y entregadas (o vendidas) a los enemigos de Estados Unidos.

Tres días antes de la llegada del presidente Obama a Cuba, en marzo de 2016 Roberto Ampuero, exministro de Cultura de Chile y ex embajador en México, tuiteó en español : “Paradoja: después de décadas respaldando dictaduras de derecha en América Latina, ahora Estados Unidos podría terminar respaldando una dictadura de izquierda “.

Desafortunadamente, fue la política hacia Cuba de la administración Obama anunciada el 17 de diciembre de 2014 y la visita de estado oficial del presidente en marzo de 2016 lo que impactó negativamente la solidaridad internacional y los derechos humanos en Cuba, y esto incluyó a Europa. La decisión de la Unión Europea de ” abrir un nuevo capítulo ” en las relaciones con La Habana que abandonó los derechos humanos como condición para la normalización puso fin a la Posición Común Europea de 1996 . Este abandono de un vínculo entre derechos humanos y comercio se formalizó en una ceremonia de firma el 12 de diciembre de 2016 que hizo un gran daño a la causa de los derechos humanos en Cuba.

Hay  mucho más  y la apertura terminó con decenas de diplomáticos estadounidenses con daño cerebral estacionados en Cuba, a partir de noviembre de 2016. Las tropas cubanas revisadas por Raúl Castro el 2 de enero de 2017 coreaban que  dispararían al  presidente Obama tantas veces en la cabeza que lo haría un sombrero sin balas es una prueba más de que la política fracasó.

Captura de video de tropas cubanas marchando el 2 de enero de 2017 amenazando a Obama

Captura de video de tropas cubanas marchando el 2 de enero de 2017 amenazando a Obama

El candidato Donald Trump en 2016  dijo inicialmente  que respaldaba la apertura de Obama, pero que habría obtenido un mejor trato. Mientras ocupaba este cargo, estaba votando por debajo de los 30 con los cubanoamericanos, pero cuando cambió y comenzó a abogar por deshacer la política de Obama hacia Cuba, los números de las encuestas subieron  a los 50 , y el voto cubanoamericano en 2016  jugó un papel clave  en su elección. Hillary Clinton había apoyado públicamente la continuación de la política de Obama hacia Cuba.

El presidente Trump siguió adelante con el desmantelamiento de gran parte de la apertura de Obama y presionó más que otros presidentes para hacer cumplir plenamente a Helms-Burton, y esto llevó a niveles más altos de apoyo entre los votantes cubanoamericanos.

El vicepresidente Biden redobló la vieja política.

Biden, informó Mary O’Grady en su columna del 1 de noviembre de 2020, “ha  dicho  que restablecerá el acercamiento de Obama con Cuba. Agregó que ‘insistirá’ en que los cubanos ‘mantengan los compromisos que dijeron que harían cuando nosotros, de hecho, establecemos la política ”. Pero en derechos humanos Cuba no cedió ni una pulgada bajo el deshielo de Obama. Los defensores de la democracia postulan con razón que las inversiones estadounidenses en empresas propiedad de la dictadura militar fortalecen al régimen “.

Peor aún, para los demócratas que buscan una victoria en Florida, durante las primarias demócratas, el senador Bernie Sanders  celebró el sistema educativo del régimen de Castro  (que es un centro de adoctrinamiento) y el  sistema de salud , que no solo es mediocre para la mayoría de los cubanos, sino que está condicionado a políticas. lealtad. La mayoría de los cubanoamericanos dieron un suspiro de alivio cuando Biden lo derrotó, pero se puso nervioso cuando más tarde abrazó a Sanders, tratando de apelar a la base de izquierda del Partido Demócrata. James Freeman, que escribió en  The Wall Street Journal  el 4 de noviembre de 2020,  llamó a la tarea al candidato demócrata. “Intentando generar entusiasmo izquierdista para una campaña indiferente, el vicepresidente Joe Biden le hizo un flaco favor al país al abrazar parcialmente al senador radical Bernie Sanders (socialista, Vt.), En lugar de  rechazarlo apropiadamente “.

El voto a Trump de los cubanoamericanos tuvo un triple significado: 1. Castigar a Obama-Biden por la distensión fallida con La Habana que continuaron llamando un éxito. 2. Gratitud por que Trump-Pence desmantelara la distensión de Obama e identificara la verdadera naturaleza de la dictadura. 3. Votar en contra del Partido que tenía candidatos importantes como Bernie Sanders celebrando los “logros” del régimen de Castro y omitiendo su sangrienta historia.

Venezolanos y nicaragüenses se unieron a los cubanos, porque sus países quedaron bajo el dominio del ejército cubano y sus servicios de inteligencia con dictadores respaldados por La Habana en Caracas y Managua.

Se puede argumentar con esta posición, pero intentar presentarla como una apelación a recuerdos dolorosos, materialismo superficial o agravio racial hace un flaco favor no solo a estas comunidades hispanas en el sur de Florida, sino a quienes buscan comprender y acercarse mejor a estas comunidades. en el futuro

The Wall Street Journal , 4 de noviembre de 2020

Origen:  Center for a FREE Cuba