“No dejaron entrar a dos hermanas (…) incluso venía una médico con ellas”, denunció Omara Ruiz Urquiola

Origen: periodicocubano.com