El Gobierno decretó un pobre aumento en torno al 5% para el mes de diciembre, pero el pago será a cuenta de la próxima actualización semestral. En total, los jubilados y pensionados perderán un trimestre completo de actualización.

Alberto Fernández consolidó su reforma del sistema previsional, deshaciendo todos las modificaciones que había impulsado el gobierno de Macri en los últimos 4 años y volviendo al esquema de actualizaciones previo a la reforma del 2017.

Este año estuvo marcado por la erosión real de la mayor parte de los haberes del sistema previsional, luego de la suspensión de los aumentos automáticos por inflación que instaló Macri; suplantándolos por aumentos por decreto que, en lo que va del año, nunca vencieron el aumento del nivel de precios.

Ahora, en vistas de 2021, Alberto Fernández decretó un aumento del 5% correspondiente a diciembre, y afirmó que lo hizo para evitar nuevas pérdidas del poder adquisitivo. Sin embargo, la compleja situación inflacionaria argentina genera que este aumento, en la práctica, implique un empobrecimiento de los haberes en los próximos meses.

El aumento del 5% será tomado como “pago a cuenta del aumento de marzo”, lo que supone que será debidamente descontado en 3 meses. Se considerará el aumento de marzo como parte de la actualización del segundo semestre de 2020, y como hubo un aumento trimestral desde septiembre, el Gobierno justifica esta deducción.

Sigue…

Origen: derechadiario.com.ar

Cuantas jubilaciones se pagan solo con una de “Privilegio”?