El presidente Alberto Fernández aseguró en la Conferencia de la UIA que su primer año de gobierno deja un “saldo positivo” y que logró llegar “sin hambre”. Sin embargo, los datos que presentan sus mismos colaboradores en la Mesa del Hambre cuentan una realidad muy distinta.

Como si viviera en otra realidad, el presidente Fernández decidió hacer a un lado cualquier tipo de crítica hacia su gestión, y calificó de “necios” a todos aquellos que se muestren disconformes con su visión de país.

Alberto Fernández habló de un “saldo muy positivo” para su primer año de administración, que se cumplirá este 10 de diciembre, y dijo que en estos 12 últimos meses ha logrado poner a la Argentina de pie.

Cortando entre tanto relato, un análisis preliminar de su primer año deja a casi la mitad de los argentinos por debajo de la línea de la pobreza (según la medición de la UCA) y se millones de puestos de trabajo perdidos, algunos para siempre debido al enorme cierre de empresas que tuvo este 2020 por sus cuarentenas.

Para el INDEC, el saldo de la cuarentena habría dejado a 3.757.000 personas sin trabajo a nivel nacional. De 20.879.000 empleos que existían en el primer trimestre del año, quedaron 17.122.000 para el segundo.

Además, mientras la tasa de desocupación subió al 13,1% según el INDEC, la tasa de actividad de derrumbó notablemente a partir del “efecto desaliento”, las personas que no buscaron trabajo simplemente por no existir la posibilidad de encontrar uno en plena crisis económica.

Sigue….

Origen: derechadiario.com.ar

Las mentiras del kirchnerismo ,me recuerdan todos los dias al gobierno narco comunista de Maduro