Eduardo Lázaro Queijas Falcon torturado en las prisiones cubanas hasta perder los dos ojos

“Dante no estuvo en el presidio. Si hubiera sentido desplomarse sobre su cerebro las bóvedas oscuras de aquel tormento de la vida hubiera desistido de pintar su infierno. Las hubiera copiado, y lo hubiera pintado mejor”José Martí

Origen: heraldodecuba.com