Según el periodista Mauro Federico, la cartera quedaría en manos de Eduardo «Wado» De Pedro. Los otros cambios que analiza el Presidente para relanzar su gobierno.

El presidente Alberto Fernández prepara un relanzamiento de su gobierno para cuando esté promediando el verano, que incluye enroques entre ministros y un claro guiño a la vicepresidenta Cristina Kirchner: la entrega del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos a La Cámpora.

Según publicó el periodista Mauro Federico en Data Clave, entre las modificaciones del organigrama —previstas para mediados de febrero— se destaca el nombramiento de Eduardo «Wado» De Pedro, actualmente a cargo del Ministerio del Interior, en reemplazo de Marcela Losardo.

No obstante, la socia de Alberto Fernández no se quedaría con las manos vacías. El mandatario podría compensarla con la Secretaría General de la Presidencia, la cual hoy está en manos de otro albertista: Julio Vitobello, a quien Federico ubica —a futuro— en el área de protocolo.

La jugada sería por demás osada, teniendo en cuenta que De Pedro, quien supo integrar el Consejo de la Magistratura cuando era diputado nacional, no sólo es el ministro «preferido» de Cristina sino que responde directamente a ella. La enemiga más acérrima del Poder Judicial.

Más cambios

En caso de que prosperara este cambio, el Ministerio del Interior recaería en el intendente de Hurlingham, Juan Horacio «Juanchi» Zabaleta.

Por otra parte, también podría haber novedades en Cancillería. Allí se descuenta que el hoy embajador en Estados Unidos, Jorge Argüello, terminará sucediendo a Felipe Solá, a quien el presidente ubicaría en la lista de candidatos a diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires.

La embajada en Washington, en tanto, sería el próximo destino de Alberto Iribarne. El ex ministro de Justicia de Néstor Kirchner y hombre de confianza de Fernández, representa hoy a la Argentina ante la República Oriental del Uruguay.

Origen:  Periodismo y Punto