La cara de incredulidad de Ceaușescu al escuchar protestar a la masa abiertamente contra él durante su último discurso, es un documento histórico aún impactante.

El 25 de diciembre de 1989, el dictador socialista de Rumanía, Nicolae Ceaușescu, y su mujer Irene, fueron fusilados por un pelotón de 80 soldados, con más de 120 impactos de balas. Dos días después, se disolvía el Partido Comunista Rumano, y acababa la dictadura socialista que comenzó en 1947.

Justo dos años después, el 25 de diciembre de 1991, Mikhail Gorbachev renuncia al cargo de presidente de la Unión Soviética por televisión desde su despacho, con la bandera soviética de fondo. Poco después, la bandera roja es arriada del Kremlin. Un día después, el Soviet Supremo de la URSS acepta la renuncia de Gorbachev, reconoce la desaparición de la Unión Soviética y firma su disolución.

La cara de incredulidad de Ceaușescu al escuchar protestar a la masa abiertamente contra él durante su último discurso, es un documento histórico aún impactante.

La caída de la Unión Soviética se vio precedida de eventos en los países satélite, como la caída del Muro de Berlín en Alemania Oriental, o el desmoronamiento del régimen de Ceaușescu en Rumanía. Un gran número de películas que forman parte de la llamada “nueva ola rumana”, están ambientadas durante la dictadura comunista, especialmente en sus etapas finales, y exploran los temas de la libertad y el crecimiento de la resistencia contra el dictador.

Ceaușescu y la natalidad: 4 meses, 3 semanas, 2 días

4 meses, 3 semanas, 2 días (2007) es un drama desgarrador sobre las políticas de natalidad socialistas en Rumanía. En 1947, con la revolución socialista, se legalizaron los métodos anticonceptivos y el aborto en Rumanía. Con la llegada de Ceaușescu al poder, y ante la baja natalidad del país, los métodos de control de la natalidad y la práctica del aborto se restringieron de forma estricta, dando lugar a uno de los pocos baby booms en países no capitalistas. En un breve espacio de tiempo, se duplicaron los nacimientos.

En esta película podemos ver la historia de una chica rumana que decide someterse a un aborto clandestino. Está rodada de forma muy realista y sórdida, con gran crudeza, siendo un tema tan delicado. En una atmósfera dominada por la opresión de un omnipresente gobierno, podemos observar la cadena de corrupción y depravación que se genera.

Los orfanatos de Ceaușescu: Children of the Decree
Ceaucescu-children-of-the-decree
Fotograma del documental Children of the Decree, disponible en YouTube

Debido a esta ingeniería social y la ruina económica, muchas madres entregaban a sus bebés a los orfanatos. La película documental Children of the Decree (2005) narra las terribles vidas de los niños abandonados en los orfanatos gestionados por el Estado comunista, tras la aprobación del decreto 770, para el aumento de la natalidad.

Maltrato físico y psicológico, abusos sexuales, desnutrición, condiciones higiénicas infrahumanas, fueron algunos de los horrores que padecieron miles de niños huérfanos en Rumanía. Aunque técnicamente no eran huérfanos —porque tenían a sus padres vivos—, eran hijos del comunismo.

Leyendas urbanas sobre Ceaușescu: Historias de la edad de oro

A diferencia de los muy dramáticos ejemplos anteriores, esta película tiene un tono más cómico, si bien es cierto que es un humor bastante negro. Historias de la edad de oro es una colección de 5 cortometrajes de historias independientes entre ellas, con el único nexo de estar todas basadas en leyendas urbanas de la última etapa de la Rumanía socialista.

Son historias costumbristas como las de unos estafadores adolescentes que, haciéndose pasar por funcionarios del gobierno, engañan a los vecinos de los bloques de edificios para tomar muestras de agua, y luego revender las botellas de cristal. O la de unos funcionarios del departamento de censura que se tienen que enfrentar a la modificación de una fotografía para que Ceaușescu pareciera más alto de lo que era.

Aunque en clave cómica, en esta película también pueden observarse las terribles consecuencias del férreo autoritarismo socialista de Ceaușescu.

Ceaușescu y la censura: Chuck Norris contra el comunismo

Dos de las cosas en las que más destacó el régimen socialista rumano con respecto a otros regímenes fueron, por un lado, una censura feroz y, por otro, el surgimiento de unos de los mercados negros más sofisticados de esos países.

Chuck Norris contra el comunismo es una película documental de 2015 en la que se habla sobre la terrible censura de las películas en Rumanía, y se explica el complejo entramado de mercado negro de películas en VHS que se generó.

La prohibición de películas extranjeras, especialmente estadounidenses, no solo tenía que ver con la prohibición de escenas sexuales, violentas o de contenido político, sino también con el hecho de que en estas películas se podía ver a familias de clase media comiendo abundantemente, supermercados y tiendas abastecidas, coches privados circulando por las calles, etc.

Esta película documental cuenta la extraordinaria historia de Irina Nestor, una dobladora de televisión que trabajaba para el Gobierno rumano, pero que clandestinamente fue una heroína de la resistencia anti-comunista, dedicándose en secreto a doblar al rumano las películas americanas en VHS.

Irina hacía todas las voces, de todos los personajes, en todas las películas. Era Chuck Norris, Kim Basinger, y Arnold Schwarzenegger. El tráfico de copias en VHS de estas películas dobladas por Irina floreció de forma espectacular por toda Rumanía, quedando su voz grabada a fuego en la memoria de varias generaciones de rumanos cinéfilos deseosos de libertad.

31 años después de la caída de la dictadura socialista en la Rumanía de Nicolae Ceaușescu, el mundo parece seguir perdido en debates sobre libertad de expresión, a pesar de las terribles lecciones que nos dejan estas películas sobre las consecuencias de la censura y la ingeniería social.

Origen: elamerican.com