Por Con Coughlin

La revelación de que Hezbolá ha duplicado su arsenal de misiles guiados que mantiene apuntados contra Israel en el último año representa un oportuno recordatorio de que Irán, junto con los numerosos satélites terroristas con que cuenta en la región, promete ser el más crítico desafío de política exterior para la inminente Administración Biden. En la imagen (Anwar Amro/AFP, vía Getty Images), un arco ensalzatorio del jefe de Hezbolá, Hasán Nasrala (derecha) y el Líder Supremo de Irán, ayatolá Alí Jamenei, engalana una calle de Beirut

Sigue…

Origen: gatestoneinstitute.org