El gran error ideológico de nuestro tiempo es pretender que los incentivos no funcionan. ‘Pretender’ es aquí la palabra operativa, porque quienes predican lo contrario saben perfectamente que el palo y la zanahoria son para siempre. Así que mientras imponen dogmas como la inexistencia del ‘efecto llamada’ o las denuncias falsas de violencia de género, […]

Origen:  La Gaceta de la Iberosfera