En abril de 1980, el presidente Carter se sintió abrumado por la crisis del Mariel. De repente, miles de cubanos se dirigían a Florida y el presidente no sabía qué hacer. En mi opinión, la actual crisis fronteriza entre Estados Unidos y México es 100 veces peor debido a la pandemia de COVID. Los cubanos del Mariel se integraron rápidamente a Miami. No podemos decir lo mismo de miles de “refugiados” que no encontrarán trabajo en este momento.

Durante el fin de semana, me reuní con un par de amigos mexicanos que pasaban por Dallas. Iban de camino a visitar a su hija en Houston. Por decir lo menos, pintaron una imagen muy espantosa de COVID en México, desde el acceso a la vacuna hasta las camas de hospital. Confirmó algo que leí en  Mexico Pulse News la semana pasada :   

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía de México (Inegi) informó el miércoles 27 de enero que 44.9 por ciento más de personas murieron por problemas relacionados con el covid de enero a agosto de 2020 de lo que informó inicialmente el gobierno mexicano, agregando otra capa de discordia al el pésimo manejo de la nación de la pandemia de coronavirus.

El gobierno informó anteriormente que las muertes durante los primeros siete meses de la pandemia alcanzaron un total de 75,017, mientras que el Inegi ahora dice que la cifra real para ese período de tiempo fue de 108,658 muertes.    

El informe de Inegi también reveló que la tasa de mortalidad de México había aumentado en un 37,9 por ciento desde que el coronavirus llegó al país a principios del año pasado.

Edgar Vielma Orozco, director general de estadísticas sociodemográficas del Inegi, dijo que más del 58 por ciento de las muertes relacionadas con el covid ocurrieron fuera de los hospitales, de ahí el desajuste numérico entre el Inegi y el gobierno federal.

En resumen, es un desastre en muchos sentidos al sur de la frontera.  

Después de leer el artículo antes mencionado y conversar con amigos allí, me quedé con algunas preguntas serias:

1) ¿Qué está pasando en Centroamérica, o el lugar donde se originan muchas de estas caravanas? ¿Qué pasa cuando estas personas pisan suelo mexicano? ¿Quién los está revisando para detectar COVID? Parece que vendrán muchos porque la administración Biden  está cancelando  los acuerdos de Trump.

2) ¿Quién va a recibir la vacuna en México? Escuché de varios amigos que hay una escasez aguda. ¿Qué niveles de corrupción provocará esta escasez?  

3) ¿Qué pasa con la economía mexicana? ¿Qué pasó con su red de seguridad social? ¿Cuántas personas más dependen de las remesas o remesas?

4) En medio de todo esto, ¿realmente vamos a permitir que la gente esté en los Estados Unidos y mantenerla en Texas?

El tiempo responderá a mis preguntas. Al mismo tiempo, no creo que las respuestas hagan feliz a nadie, especialmente a los votantes estadounidenses a quienes no se les dijo nada de esto durante la campaña.

PD: Puedes escuchar mi programa ( Canto Talk ).

Origen:Babalú Blog