El presidente Joe Biden tuvo una entrevista en CNN en televisión nacional donde realizó varios comentarios polémicos y desafortunados

02.17.21

El presidente Joe Biden tuvo una entrevista en CNN en televisión nacional donde realizó varios comentarios polémicos y desafortunados. En uno de ellos afirmó que, en las comunidades negras, latinas y, particularmente, las rurales, la gente no sabe usar Internet para registrarse en citas para vacunarse contra el COVID-19.

«Mucha gente no sabe registrarse [en Internet], no todos en la comunidad hispana y afroamericana, en especial en áreas rurales (…) Saben cómo ponerse en la lista para la vacuna del COVID», mencionó el presidente en un comentario que fue criticado junto a otros relacionados con el genocidio perpetrado por el Partido Comunista chino contra el grupo musulmán uigur en China y la falsa afirmación sobre que la administración asumió el cargo sin vacunas disponibles contra el coronavirus.

El presidente Joe Biden se negó a condenar el genocidio contra los uigures. En un momento, incluso, pareció justificarlo lanzando el comentario de que «culturalmente existen normas diferentes», generando críticas e indignación en las redes sociales.

Biden, también, realizó una afirmación falsa sobre las vacunas contra el COVID-19, explicando que, cuando él asumió el cargo, no había vacunas disponibles.

«Una cosa es tener la vacuna, que no teníamos cuando llegamos a la oficina, y un vacunador, ¿cómo se coloca la vacuna en el brazo de alguien? Entonces necesitas la parafernalia, necesitas la aguja, necesitas los mecanismos para poder meterla, tienes que tener gente que pueda inyectarla en los brazos de la gente», dijo Biden.

Y agregó: «Lo que hicimos, llegamos a la oficina y descubrimos el suministro, no había ningún atraso, quiero decir, no había nada en el refrigerador, en sentido figurado y literalmente hablando».

Harris también mintió como Joe Biden: ¿cuáles son los hechos sobre la vacuna?

Anteriormente a Joe Biden, la vicepresidente Kamala Harris también mintió sobre la organización y el plan de vacunación contra el coronavirus. La mainstream media, hasta ahora, ha ignorado las falsas afirmaciones del presidente y su vice.

En una entrega anterior de El American se lee: «Los fact-checkers de CNN The Washington Post —y la mainstream media en general— se desentendieron de la falsa afirmación de la vicepresidente Kamala Harris sobre “empezar de cero” el proceso de distribución y vacunación de las dosis contra la COVID-19».

Harris mintió al afirmar que el Gobierno de Joe Biden no heredó un plan de distribución de vacunas contra el coronavirus. «No había ninguna reserva… de vacunas», respondió Harris. «No había una estrategia nacional ni un plan de vacunación. Dejábamos que los estados y los líderes locales trataran de resolverlo. Y así, en muchos sentidos, estamos empezando desde cero en algo que ha estado haciendo estragos durante casi un año entero».

En realidad, la administración Trump sí dejó vacunas disponibles para la administración entrante y, además, tenía un plan de distribución para las vacunas.

De hecho, el mes pasado, el asesor de la Casa Blanca, Dr. Anthony Fauci, desmintió un reportaje de CNN que contenía una afirmación bastante similar al comentario de Harris. «Ciertamente no estamos empezando de cero porque hay actividad en la distribución», dijo Fauci durante una rueda de prensa en la Casa Blanca.

Cuando Donald Trump era presidente, Estados Unidos se posicionó en el primer lugar a nivel global de los países que más dosis contra la COVID-19 habían suministrado. El Gobierno de Joe Biden se mantuvo en esa senda y el país se mantiene en el primer lugar de dosis aplicadas.

¿Mejoró la distribución de las dosis contra el COVID-19 con Biden?

En números crudos, la respuesta es sí. Pero es algo lógico. Estados Unidos, unos días después de que asumió Biden, había administrado unas 22.73 millones de vacunas. Hoy ese número es considerablemente superior: 52,884,365 (aproximadamente). Pero hay que tener en cuenta que la vacunación venía mejorando y que ya los sistemas hospitalarios se estaban adecuando, cada vez más, al proceso de inoculación.

En los últimos días del gobierno Trump, los estados aplicaban alrededor de una media de 1.16 millones de dosis al día (eso en la última semana de la administración republicana) y para el lunes 25 de enero los vacunados aumentaron a casi 1.5 millones. El presidente Biden solo tenía días de haber ascendido y estaba continuando el plan implementado por la administración Trump.

Hoy esa cifra es de 1.67 millones de dosis administrados por día, según datos del The New York Times. Un aumento considerable, pero no fuera de la común si se sigue la mejora del proceso día a día.

Origen:  El American

No era que el racista era el Ex Pte Trump😉