EL IZQUIERDISTA DEROGÓ UN DECRETO DE MACRI

Una nueva polémica se desató en la Argentina a raíz de la sorpresiva medida tomada por el presidente Alberto Fernández que, sin previo aviso, firmó la derogación de las medidas migratorias dispuestas por el anterior gobierno.

Según el oficialismo, aquella normativa impuesta por el presidente Mauricio Macri, impedía “el ingreso y permanencia en la Argentina de extranjeros condenados, con antecedentes en el país, especialmente, por delitos de tráfico de armas, órganos y personas, lavado de dinero y por actos de terrorismo“.

El Decreto 138 publicado en el Boletín Oficial con la firma del presidente Alberto Fernández y los ministros de su Gabinete, deroga el Decreto 70/2017 que modificó aspectos de la Ley 25.871 que establece el régimen de la política migratoria.

Alberto Fernández afirmó que la medida: “resulta irreconciliable con la Constitución y el sistema internacional de protección de los derechos humanos”.

Macri firmó el Decreto 70 que modificó la Ley de Migraciones en enero de 2017. Dicha medida se amparaba en la definición de que cada Estado tiene “la prerrogativa soberana de decidir los criterios de admisión y expulsión de los no nacionales” y se creaba un “procedimiento migratorio especial sumarísimo” para negar el ingreso y expulsar a delincuentes extranjeros con mayor agilidad. El argumento, en ese entonces, radicó en “la duración de los procesos administrativos y judiciales” y en el incremento de personas de nacionalidad extranjera bajo custodia del Servicio Penitenciario que en 2016 alcanzó al 21,3% de la población carcelaria total, pero que al analizar la cantidad de personas detenidas por narcotráfico, la cifra de inmigrantes subía al 33% en aquel año.

Sigue…

Origen:  La Gaceta de la Iberosfera