El régimen cubano lo viene practicando con vehemencia revolucionaria desde 1959: la represión es su artilugio cotidiano. Y no sólo es un arma poderosa ante cualquier amenaza de desestabilización, sino que es su método predilecto y probado en su lucha de mantener a la sociedad en ese horrendo statu quo de más de 6 décadas.

Por

Origen:La Gaceta de la Iberosfera