Se pudo saber que Radio y Televisión Argentina (RTA) gastó, en enero, al menos $202.925.300 en los salarios, siendo la remuneración bruta promedio de $198.000, con un 42% de los salarios que ronda entre los $200.000 y $600.000.

La semana pasada la TV publica atravesó un escandalo cuando se difundió la noticia de que se realizó un retiro en efectivo por 11,4 millones de pesos de la cuenta que tiene el canal en el Banco Itaú. Este caso ocasionó la renuncia de Guillermo Siaira, director de Administración Financiera, y de Ernesto “Cune” Molinero, gerente de Producción.

A pesar de que resulta indignante el hecho de que se produzca un documental de millones de pesos en medio de una crisis económica con pandemia, el despilfarro del Estado en la TV Pública va más allá. Los 1033 empleados de TV Pública (mayormente compuesto por grupos familiares enteros y apellidos que se repiten hasta más de diez veces), cuentan con infinidad de privilegios. 

Gracias a la planilla de liquidación salarial de enero 2021, a la cual pudo acceder LA NACION, se pudo saber que Radio y Televisión Argentina (RTA) gastó, en enero, al menos $202.925.300 en los salarios, siendo la remuneración bruta promedio de $198.000, con un 42% de los salarios que ronda entre los $200.000 y $600.000.

Varias fuentes cercanas a la TV Pública denunciaron esta situación: “Después de tantos años aprovechándose del Estado, la complejidad del enmascaramiento de los sueldos es enorme. Hasta hace un tiempo se pagaban adicionales por grabar a color, como si aún existiera la televisión en blanco y negro.”

 

Rosario Lufrano, la presidente de Radio y Televisión Argentina (RTA).

La expresidenta del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) durante el macrismo, Silvana Giudici, dijo a LA NACION “Los sueldos fueron siempre exorbitantes. Se intentaron racionalizar esos privilegios desmedidos que tenían los trabajadores de TV Pública en relación al resto de la administración del Estado y, cuando se puso la paritaria cero, nos hicieron varios paros”.

“El resto de la industria bajó los costos tremendamente y la televisión pública no. Todo está diagramado de un modo burocrático con estructuras elefantiásticas y estatus quos que vienen desde hace años”, enfatizó Giudici.

Como no podía ser de otra manera, el actual secretario de Medios y Comunicación, Francisco Meritello, defendió las cifras y dijo que “Los sueldos son sueldos del mercado televisivo, muy parejos con los canales privados, pero que, al compararlos con cualquier lugar del Estado, son mucho más altos. La mitad de la gente cobra más que yo, e, incluso, que el Presidente. Pero son derechos adquiridos que de ninguna manera deben volver atrás sino que hay que pensar en producir más”.

Y agregó: “No se puede hacer un ajuste. Durante la gestión de Lombardi congelaron la paritaria y ahora nosotros tenemos que afrontar esos costos, porque las medidas se pierden judicialmente”.

Origen: derechadiario.com.ar