Tras la salida de la Argentina del Grupo de Lima, un grupo de senadoras kirchneristas impulsa una iniciativa de repudio a la “persecución política” contra los expresidentes de Ecuador y Bolivia

Un grupo de senadoras kirchneristas impulsa la aprobación de un polémico proyecto que declara el “más enérgico repudio ante la proscripción y persecución política” contra los expresidentes de Ecuador y de Bolivia Rafael Correa y Evo Morales, respectivamente.

El proyecto cuestiona en sus fundamentos decisiones judiciales de ambos países y califica en duros términos las administraciones que llevaron adelante Lenin Moreno (Ecuador), y Jeanine Añez (Bolivia). El tratamiento de la iniciativa se dará después de la decisión de la Argentina de retirarse del Grupo de Lima en señal de apoyo al régimen de Nicolás Maduro, en Venezuela.

La iniciativa obtuvo dictamen de la Comisión de Relaciones exteriores en noviembre del año pasado y en sus fundamentos se sostiene que ambos exmandatarios fueron víctimas del “lawfare” que amenaza a “los dirigentes políticos que más hicieron por su pueblo y que más alto llevaron a la democracia popular”.

“Por eso este repudio, directamente apuntado a la justicia cómplice, a los medios de comunicación que trabajan alineados y a todos los políticos que quieren capitalizar esta barbarie en detrimento de la Democracia y los Derechos Humanos”, afirman las legisladoras firmantes.

El proyecto fue presentado por la kirchnerista chaqueña María Pilatti de Vergara junto a las senadoras Nancy González (Chaco), Ana Marí Ianni (Santa Cruz), Norma Durango (La Pampa), María Eugenia Duré (Tierra del Fuego), Inés Blas (Catamarca), María Teresa González (Formosa) y María Eugenia Catalfamo (San Luis).

Según las legisladoras, “los casos de Rafael y Evo, son simples y no resisten mucho análisis” y enumeran las causas por las que los consideran víctimas de una conspiración del “autoritarismo de mercado” que, aseguran, impera en “el capitalismo democrático”.

Así, sostienen que “Correa ha sido atacado desde el minuto uno del cumplimiento de su mandato” y que mientras vivió en Bélgica “el lawfare avanzó sobre toda su estructura política y militante”. “Antiguos aliados fueron cooptados por el poder de turno y se persiguió su figura de maneras absurdas”, agregan.

Para las legisladoras, Correa fue condenado por cohecho “sin pruebas fehacientes (siendo una figura penal muy compleja) a raíz el fenómeno ‘Odebrecht’”.

Sobre el dirigente boliviano, el grupo de senadoras kirchneristas cuestiona la inhabilitación para postularse a senador en su país que le dictó la justicia departamental de La Paz, por no tener residencia en el país, sin tomar en cuenta “el argumento del asilo político y la vida en peligro de Morales y su familia posterior al Golpe de Estado”.

Además, se sostiene que “los jueces que no avanzaron sobre la candidatura de Evo tienen activados procesos en contra”.

La iniciativa será discutida en la sesión del Senado prevista para hoy junto a varias decenas de proyectos de declaración.

Origen: La Nación