El INDEC relevó un violento aumento en el índice de pobreza, que llegó al 42% al término del segundo semestre del año pasado. Para los menores de 15 años, la tasa de pobreza llegó al 57,7%.

El INDEC finalmente admitió que la pobreza se disparó arriba del 42% en el segundo semestre del año pasado, una tasa históricamente alta sólo comparable al 2001.

Esta situación es consecuencia directa de las medidas de confinamiento que impulsó Alberto Fernández durante todo 2020, que vieron una caída histórica del nivel de actividad, desempleo y cierre de empresas.

Usando una medición constante y comparable en el índice de pobreza histórico, el dato para 2020 resultó similar al que se registró en el primer semestre del 2001, en medio de la crisis más importante de la historia de Argentina.

Según el reporte, el 31,6% de los hogares argentinos son pobres de acuerdo a la medición de la canasta básica de referencia. En estos términos, la “Argentina de pie” del kirchnerismo tiene un total de 12 millones de argentinos bajo la línea de pobreza.

Continua…

Origen: derecha.com.ar