Por Hervin Salinas

*Foto referencial

En las primeras horas de la mañana de esta jornada de sábado, el líder de la Unión Patriótica de Cuba, UNPACU, José Daniel Ferrer, confirmó el fin de la huelga de hambre tras comprobar el levantamiento del cerco policial de la Seguridad del Estado a la sede de la organización en Altamira, Santiago de Cuba.

En conversación con Radio Televisión Martí, Ferrer dejó claro que “algunos miembros seguirán en casi completo ayuno durante el fin de semana hasta comprobar que todos los huelguistas de la organización, incluidos los que se encuentran en prisión, conozcan la decisión sobre el fin de la huelga de hambre”.

Por otro lado, el opositor manifestó estar preocupado por la salud de algunos huelguistas, entre los que figuran los hermanos Miranda Leyva (Ada Iris, Ana Iris y Fidel Manuel), a quienes hospitalizaron el viernes en la ciudad de Holguín, y Yoel Acosta Gámez, también hospitalizado, y su esposa Alisana Lore Furone, en Baracoa.

“Tenemos otros activistas con serias secuelas por el prolongado ayuno”, indicó Ferrer.

Por otro lado, el líder de la UNPACU advirtió que, si el gobierno vuelve a cercar la sede del grupo para interrumpir los servicios de salud y alimentos que se ofrecen al pueblo, habrá una nueva protesta.

Ayer se conoció que la policía y la seguridad del estado levantaron el cerco que mantenían al hogar del opositor.

Desde sus perfiles sociales el líder de UNPACU informó al respecto: “Santiago de Cuba, acaban de levantar el cerco en torno a la Sede Nacional de UNPACU. No sabemos si es el fin del cerco que cumplió hoy 26 días o si es una jugada de engaño. Si se confirma el fin del cerco, podemos levantar la huelga. Estamos investigando”.

“Según varias fuentes consultadas, quienes vinieron a poner fin al cerco de 26 días contra UNPACU, fueron dos generales del MININT y la Gobernadora Beatriz Johnson. Nosotros actuaremos con cautela y esperamos confirmación”.

Origen: cubitanow.com