Por

Utopía sanitaria

De nuestra Oficina de Salud Socialista y Justicia Social

Los medios de comunicación del mundo están dando mucha importancia al desarrollo de Castrogonia de su propia vacuna COVID. Todos dicen: ¡Qué gran triunfo! Naturalmente, nadie se ha molestado en comprobar si esa vacuna no probada es buena.

Y nadie lo comprobará nunca.

Y nadie se molesta en reportar algo más relacionado con esta noticia: el hecho de que Cuba no tiene dinero para comprar vacunas REALES desde el exterior y su población corre un riesgo muy alto en este momento, con cinco cepas del virus y seis. mutaciones. Todo esto mientras el resto del mundo se vacuna.

Mientras tanto, el títere venezolano Nicolás Maduro se jacta de que su colonia producirá millones de la vacuna cubana no probada.

El gran verdugo te está mirando

Traducido libremente de CiberCuba:

Cuba no puede importar vacunas contra el Covid-19 porque no tiene el dinero para hacerlo. Así lo ha reconocido el Dr. Luis Herrera Martínez, ingeniero genético y asesor científico y comercial del Grupo BioCubaFarma.

En entrevista con Cubadebate, el también fundador del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, aseguró que si Cuba tuviera que inmunizar a su población con una de las vacunas del mercado, necesitaría más de 30 millones de dosis. “Eso se multiplica por el precio de cada dosis en el mercado… Ese dinero, hoy, no está disponible”, reconoció.

En el mercado internacional, los precios de las vacunas anti-coronavirus oscilan entre los 3 euros (4 dólares) que cuesta la dosis más barata (AstraZeneca); los 8 euros pagados por el ruso Sputnik y la inyección de Johnson & Johnson; los 17 euros a pagar por los de Pfizer y BioNTech hasta 31 euros por Moderna ($ 37 por dosis), según el sitio web statista.com.

El doctor Herrera se aferró al embargo de Estados Unidos y a la actual situación financiera del país, con un déficit público de más de 86,7 millones de pesos (86.744.500 según Prensa Latina), para explicar que descartaron la importación de vacunas al contemplar la posibilidad de que el El coronavirus se prolonga en el tiempo y la necesidad de reactivar la vacuna.

Asimismo, justificó haber dejado de recibir vacunas del fondo solidario Covax porque, en su opinión, estas inyecciones se están distribuyendo a un ritmo insuficiente, por lo que la vacunación en los países participantes llevará “meses o años”.

El Dr. Herrera cree que dado que Cuba tiene la posibilidad de desarrollar varias vacunas candidatas, no tiene sentido preguntarse por qué el país no importa vacunas, enfatizó, ignorando que la pandemia está fuera de control en la isla, donde ya han pasado cinco cepas. Se ha detectado virus y seis mutaciones.

Si finalmente los prototipos cubanos tienen éxito, se utilizarán “para el intercambio y la cooperación con otros países: de la región, africanos, asiáticos y otros que estén interesados”, dijo.

Continuar leyendo AQUÍ

Origen:Babalú Blog