En la revolución que está sufriendo el mundo en estos últimos tiempos, sin dudas la escalada de tensiones entre USA-China y la pandemia por covid-19 se llevan el Oscar a los protagonistas del año, si no de la década. El analista internacional y presidente del Instituto de Planeamiento Estratégico (IPE) nos explica que ésta sucediendo en el sistema internacional y en la región.

GRETEL ZENIQUEL

Jorge Castro, analista internacional y presidente del Instituto de Planeamiento Estratégico (IPE).

En la revolución que está sufriendo el mundo en estos últimos tiempos, sin dudas la escalada de tensiones entre USA-China y la pandemia por covid-19 se llevan el Oscar a los protagonistas del año, y me atrevo a decir de la década.

Jorge Castro, analista internacional y presidente del Instituto de Planeamiento Estratégico (IPE), nos explicó en una entrevista exclusiva con Urgente24 lo que está sucediendo en el mundo y, en particular, en nuestra región.

La relación USA-China

Según Castro, la República Popular de China ya no acepta la primacía estratégica de USA bajo el gobierno del demócrata Joe Biden, como sí lo hacía con su predecesor en el poder, Donald Trump. Esto se da “fundamentalmente por las situación política interna” del país norteamericano.

“Estados Unidos experimenta una crisis política de envergadura que, probablemente es la más grave de la historia norteamericana desde la Guerra Civil (1861-1865)”, resalta el autor del libro “El Desarrollismo del Siglo XXI”.

Y explica: “La razón de esta crisis política es que la mitad del electorado estadounidense rechaza los resultados electorales del 3 de noviembre pasado y considera que estos, que le dieron el triunfo a Biden y a los demócratas, han sido fraguados. Es decir, la mitad del electorado de Estados Unidos no reconoce la legitimidad de Joe Biden”.

Debido a que este hecho no tuvo nunca lugar en la historia de USA, lo deja en “una situación de debilidad internacional”,  dice Castro. Y aclara que no es un problema económico porque “Estados Unidos experimenta un boom” en este sector. “El problema es estrictamente político”, concluye el analista internacional.

Al preguntarle si habrá alguna diferencia sustancia en la dirección de las políticas Biden con respecto a Trump, Castro aseguró que el actual mandatario “seguirá los lineamientos esenciales establecidos” por su predecesor. Sobre todo con respecto a China.

“El gobierno de Trump, en diciembre de 2017 dio a conocer su estrategia de seguridad nacional que establece que su principal rival geopolítico del sigo XXI es la República Popular China y, por lo tanto, hay una competencia estratégica ineludible entre las dos superpotencias”, dijo el analista internacional.

Siguiendo esta línea, se planteó la posibilidad de terminar en una guerra abierta como resultado de la “Trampa de Tucídides” y Castro aseguró que “el hecho de que haya ocurrido en ciertas circunstancias de la historia, no significa que vaya a ocurrir en el momento actual”.

 

“Al mismo tiempo que la competencia estratégica se acentúa, en la actualidad, hay procesos de cooperación ineludible”, subrayó el presidente del IPE.

“Por ejemplo el comercio bilateral entre USA y China en 2021 se encuentra en niveles récords históricos, ha aumentado el 61%. Esto significa que el auge y la acentuación de la competencia estratégica entre las dos superpotencias del momento actual, esta acompañada por el hecho de que son los dos principales países del mundo que están cada vez más integrados. Esto parece una paradoja, pero no lo es porque establece los términos en los cuales se realiza esta competencia, donde lo militar está excluido al igual que la idea de separación entre los dos protagonistas del conflicto de nuestra época”, explicó.

Y agregó: “El cálculo que conviene hacer es el siguiente: en 1960, el momento más álgido de la Guerra Fría, el comercio bilateral entre USA y la URSS era de 2.000 millones de dólares por año. En este momento, el comercio bilateral entre USA y República Popular China es de 2.000 millones de dólares por día”.

La situación en América Latina

Las políticas de Biden, según Castro, seguirán los trazos de Trump también en nuestra región, no sólo con respecto a la cuestión venezolana y a Cuba, sino también con México por ejemplo.

“El punto que conviene subrayar es que hay un dato estratégico que vincula a los dos partidos estadounidenses, el demócrata y el republicano: hay un completo consenso para convalidar la iniciativa de Trump de formular un nuevo acuerdo de libre comercio en América del Norte, un nuevo NAFTA. Esta iniciativa fue convalidada en ambas Cámaras por el voto casi unánime de los dos partidos. Este nuevo Nafta abarca a Canadá y a México”, detalló Castro. Y señaló que “México se transformó en un país esencialmente norteamericano, integrado plenamente a la economía de Estados Unidos y Canadá”. 

Sin embargo, el cambio fundamental que está pendiente en América del Sur de parte del gobierno del actual mandatario de USA es hacia Brasil. “Esto por dos motivos: primero porque el gobierno de Jair Bolsonaro fue el principal aliado de Trump en Latinoamérica y esta situación se modificó. Al mismo, hay que tomar en cuenta que Brasil es el país más relevante de la región. El 51% del producto bruto regional es la economía brasileña. El 74% del producto bruto del MERCOSUR es Brasil. De modo que lo que sucede entre USA y Brasil es el elemento decisivo del gobierno de Biden en la región”, remarcó Castro.

Estos últimos días, además, se han corrido rumores sobre una base china en Argentina debido a la visita de dos funcionarios muy cercanos a Biden para conversar con Alberto, pero Jorge Castro dijo que “son leyendas urbanas”.

“Son leyendas urbanas. No hay tal cosa. No hay ni una base militar en Neuquén. Lo que hay es una instalación astronómica para seguir la investigación del ultraespacio, situado más allá de la atmósfera, por un acuerdo establecido en su momento por un acuerdo entre China y Argentina, con la mediación y asociación del organismo argentino encargado de las actividades espaciales CONAE, el cual, además, tiene pleno acceso a las instalaciones de Neuquén y, por lo tanto, puede utilizar sus servicios para sus propias investigaciones”, desmintió Castro.

Y explicó que “en el mismo camino, en Malargüe, Mendoza, hace 18 años que hay una instalación astronómica de similares características que en Neuquén, sólo que establecida por la Unión Europea y no causó ninguna preocupación estratégica de ningún país del mundo ni menos de Estados Unidos”.

“Lo que hay es la creación de una zona aduanera para que los productos importados por la zona franca de Tierra del Fuego puedan ser distribuidos con un criterio moderno automatizado no sólo a Argentina sino, también, a otras partes del mundo. En esto hay un interés y participación de un consorcio de empresas donde están algunas e las principales empresas logísticas chinas”, detalló Castro.

La pandemia por coronavirus

La explosión del covid-19 puso patas para arriba al mundo en general, pero Castro dice que hay que mirarlo de la siguiente manera: “hay un proceso masivo de vacunación de la población del planeta, comenzando por los dos principales países del mundo que son China y Estados Unidos”.

“En este momento Estados Unidos está vacunando a un promedio de 4 millones de personas por día. A este ritmo de vacunación, la población estadounidense inmunizada va a superar el 70% de los 340 millones de USA entre los meses de mayo y junio de este año. En el caso de China, que logró controlar la pandemia por coronavirus sin recurrir a la vacunación, va a comenzar a inmunizar a su población recién ahora, pero para el mes de julio de este año más del 40% (1.400.000 millones de chinos) este vacunada, y más del 60% en diciembre del 2021”, precisó Castro.

Sin embargo, “el dato fundamental es que faltan dosis en el mundo porque la vacunación es masiva”, concluyó.

Origen: urgente24.com