Por

Malú Kikuchi 

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ¿qué es?

Se supone que la palabra “autónoma”, que significa “facultad del poder de una entidad territorial, integrada en otra superior, para gobernarse de acuerdo con sus propias leyes y organismos”, define perfectamente la situación de la Ciudad de Buenos Aires.

En esta pelea entre la Nación y la Ciudad ¡por la educación!, algo que enaltece a la Ciudad, pareciera que la Nación no entiende la situación legal de CABA. Y más allá de los DNU anticonstitucionales cuando el Congreso sesiona, CABA sigue con las escuelas abiertas.

El DNU cerrando otra vez las escuelas, pero no el fútbol y limitando el horario de circulación en el AMBA, por el aumento exponencial de casos de covid, no fue aceptado por Rodríguez Larreta. Aceptó las limitaciones horarias, no el cierre escolar.

En un enloquecedor va y viene de : las escuelas se cierran, las escuelas se abren, no hay presencialidad escolar, hay presencialidad, Nación y Ciudad subieron las apuestas y no se movieron de sus ponencias. CABA fue apoyada por los padres de familia.

Este nuevo actor de la política argentina, nacido al calor de las redes y al encierro de la cuareterna, en este caso los padres de familia y en general la ciudadanía, están cambiando el panorama de la vieja política partidaria. En CABA los chicos van a la escuela.

Se sabe que la escuela es el lugar más seguro para un niño, en particular si forma parte de un mundo de pobreza, casa precaria, amontonamiento de personas, falta de agua y cloacas y ahora también de comida. Y en la escuela los contagios son mínimos.

Rodríguez Larreta recurrió a la Corte Suprema de Justicia. Abogados y jueces de la Nación le niegan a la Ciudad su autonomía aduciendo que no es una provincia. El artículo 129 de la Constitución Nacional establece su autonomía. Con eso basta.

¿Por qué la Nación insiste en el cierre de las escuelas? Porque la provincia de Buenos Aires está en serios problemas sanitarios. Y los docentes que no fueron vacunados como recita Kicillof, se quejan ante los sindicatos y estos presionan al gobernador.

Si se cierra la provincia debe cerrarse CABA que tiene un gobierno distinto al FdT. Aunque se destruya la educación. Las víctimas son los chicos, los chicos son el futuro. A la Nación no le importa. O la beneficia, sin educación y militantes x subsidios = + votos. Aritmética bárbara..

No confundirse con la ley Cafiero Nº 24.588 (1995), que establece que los edificios de la Nación (Casa Rosada, Congreso, ministerios, etc.-) siguen siendo de la Nación y no de la Ciudad, porque CABA también es la Capital Federal de la Argentina.

Y CABA tiene Constitución, poder ejecutivo, poder legislativo y poder judicial. Y ministerio de Educación. Además, para comprobar que equipara sus derechos con los de las provincias, CABA tiene 3 senadores nacionales y 25 diputados nacionales que la representan.

Senadores nacionales por CABA: Martín Lousteau, Guadalupe Tagliaferro, Mariano Recalde. Algunos de los 25 diputados nacionales por CABA: Fernando Iglesias, Gabriela Cerruti, Jorge Enriquez, Alvaro de Lamadrid, Alvaro Gonzalez, Dolores Martinez, Gisela Marziotta, Alejandro García, Juan M. López …

¿Serán capaces en su cerrazón de declarar a estos 28 senadores y diputados nacionales que fueron votadas por el pueblo de la Ciudad son inconstitucionales? Pudiera ser. Pero…hay que recordar al nuevo y poderoso actor político que difícilmente lo permita; ese que no tiene partido, que sólo milita desde su sentido común y su amor a la Patria.

Origen: Periódico Tribuna de Periodistas