ESTE DATO SE CONOCIÓ A TRAVÉS DE UN PEDIDO DE ACCESO A LA INFORMACIÓN PÚBLICA. LOS DUEÑOS DE LAS EMPRESAS QUE PRESTARON LOS SERVICIOS FUERON INVESTIGADOS JUNTO CON BOUDOU Y SCIOLI.

El 7 de Noviembre de 2020 Alberto Fernández subió las escaleras de un Gulfstream G450 matrícula LV-GTQ, se sentó en uno de sus amplios asientos y abrochó su cinturón. El destino era Bolivia y el objetivo del viaje, participar de la asunción del presidente electo Luis Arce. El traslado del mandatario al país vecino -ida y vuelta- tuvo un costo de $4.128.250, según cifras oficiales. El vuelo se suma a otros dos que la Casa Rosada contrató durante la pandemia para el traslado del jefe de Estado al exterior con motivo de visitas oficiales.

Además de Bolivia, este año el mandatario visitó Chile y México, destinos a los que también arribó en vuelos privados. Por los tres servicios, la Casa Rosada pagó $22.186.825, según se desprende de la respuesta a un pedido de acceso a la información pública. Los traslados fueron realizados por dos empresas: “Alas del fin del mundo S.R.L” y “Servicios y Emprendimientos Aeronáuticos”. Ambas firmas pertenecen a empresarios que estuvieron en la mira de la Justicia en dos causas que tocaron de cerca al ex vicepresidente Amado Boudou y al ex gobernador y actual embajador en Brasil Daniel Scioli.

La contratación de estos servicios abre una incógnita: por qué el Gobierno no utiliza para esta clase de viajes el Learjet 60 de la Flota Aérea de la Presidencia de la Nación, que se encuentra en “condiciones aeronavegables” tal como se pudo saber a través de otro pedido de acceso a la información pública. Fuentes aeronáuticas aseguran que la nave podría ser utilizada para vuelos cortos al exterior (como el caso de Bolivia y México), aunque el traslado sería menos placentero y engorroso ya que se debería realizar una escala de reabastecimiento.

En la Casa Rosada argumentaron que si bien el Learjet 60 es seguro, “no es el más adecuado” para viajes internacionales debido a su incapacidad de tomar gran altura. En Febrero de 2021 TN había contado que el Tango 01 tampoco está en condiciones de volar, y de hecho su mantenimiento anual le requiere al Estado otros $20.790.000.

Las mismas fuentes aeronáuticas indicaron que los valores abonados por los traslados al exterior son correctos para el mercado. “No pagó un precio excesivo, es lo que cotizan las empresas”, aseguraron. Según se pudo saber, en esta clase de contrataciones, en las que el Gobierno requiere el servicio con poca antelación, se lleva adelante una ponderación económica de al menos dos cotizaciones y se selecciona una de estas.

El traslado aéreo de Alberto Fernández a Bolivia estuvo cargo de la firma “Alas del fin del mundo S.R.L”, perteneciente al empresario del juego Nazareno Natale. El servicio tuvo un costo de U$S 49.000, que al tipo de cambio de aquel entonces ($84,25) representó unos $4.128.250. La aeronave utilizada fue un Gulfstream G450, matrícula LV-GTQ.

Natale fue investigado en la Justicia luego que se conociera que en 2011 el ex vicepresidente Amado Boudou utilizó uno de los aviones de la compañía para trasladarse desde Buenos Aires hacia Necochea para participar de un acto en esa localidad. Ambos estuvieron en la mira por el delito de dádivas, pero terminaron sobreseídos, según  fuentes judiciales.

Alas del fin del mundo S.R.L también fue utilizada por el ex presidente Mauricio Macri en sus viajes a Bogotá, Colombia, el 7 de Agosto de 2018 y en un viaje a Córdoba, en Marzo de 2019.

Sobre finales de Enero de 2021, Alberto Fernández emprendió un viaje a Santiago de Chile con motivo de mantener una serie de reuniones con su par Sebastián Piñera.

Para cruzar la cordillera, el jefe de Estado contrató a la firma “Servicios y Emprendimientos Aeronáuticos” a cambio de U$S 32.900, que según la respuesta oficial del Gobierno, representó para las arcas del Estado unos $3.018.575. El traslado fue realizado por un avión GULDSTREAM G-V matrícula LV-IRQ, la unidad que pertenece a Lionel Messi y que durante buena parte del año concesiona a esta firma para su explotación.

El presidente y CEO de la firma es Gustavo Carmona, empresario aeronáutico al que la Justicia investigó por los vuelos privados que Daniel Scioli realizó entre 2014 y 2015 con motivo de la campaña presidencial y otros traslados personales. Todos se pagaron con fondos públicos, en lugar de utilizar la aeronave provincial. Carmona, además, se habría convertido en el tiempo en un hombre de confianza del ex gobernador bonaerense.

Esta firma también fue contratada por Macri durante sus años como Presidente: el 5 de Marzo de 2018 en un viaje a Corrientes; en Enero de 2019 a Puerto Madryn; en Mayo de ese año a Neuquén; a Nueva York, Estados Unidos, en Septiembre de 2019 y a Madrid, sobre finales de 2019, cuando ya había perdido las elecciones en manos de Alberto Fernández. La causa finalmente se cerró porque el fiscal Álvaro Garganta no logró comprobar el pago de retornos.

El vuelo a México para celebrar los 200 años de la independencia mexicana, tuvo un costo de $15.040.000. Ese es el precio final del vuelo privado que Alberto Fernández tomó con destino a Ciudad de México. El traslado aéreo nuevamente quedó a cargo de la empresa “Servicios y Emprendimientos Aeronáuticos S.A. a cambio de U$S 160.000, que al tipo de cambio $94 representaron más de $15 millones. En esta oportunidad volvió a utilizarse el avión de Messi que durante el año explota Carmona.

Junto al Presidente viajaron solo tres personas: su esposa Fabiola Yáñez; el secretario general de la Presidente Julio Vitobello y el vocero presidencial Juan Pablo Biondi Scotto.(TN)

LA

Origen:Semanario Argentino