La prima del Quijote

Por: IDAYSI CAPOTE

Si conoces a Cuba desde dentro, comprenderás que debe ser recreada a imagen y semejanza de la virtud y el merecimiento, la abundancia de civismo y de alimento para el cuerpo y el alma y llenarla de felicidad.

En el primer día en Cuba, los días dejarán de ser negros y las noches de angustia por el estrés del alba siguiente, cuando millones se preguntan qué comerán cuando se haga la luz, cuando el amanecer no intimide.

La luz debe ser perpetua y la oscuridad placentera y relajante.

En el segundo día los cielos y los mares se aprovecharán para viajar y regresar. Los cubanos tendremos ese derecho, y la seguridad de no morir ahogados por una inmigración masiva que será innecesaria.

También se podrá disfrutar del océano en pesca submarina, como uno de los entretenimientos favoritos del gran dictador Fidel Castro Ruz que le prohibió hasta…

Ver la entrada original 608 palabras más