Manifestantes chocan con la policía antidisturbios en la Plaza Bolívar durante la huelga nacional el 5 de mayo de 2021 en Bogotá, Colombia. (Guillermo Legaria/Getty Images) Fuente: The Epoch Times en español

POR PACHI VALENCIA

Tras la gran ola de violencia en Colombia en los últimos días contra un proyecto de reforma tributaria, diversos funcionarios y analistas de la región atribuyeron la injerencia “grosera” del régimen de Maduro en estos enfrentamientos mortales en diferentes ciudades del país caribeño.

El presidente de Ecuador Lenín Moreno dijo este miércoles que tanto el servicio de inteligencia ecuatoriano como el colombiano identificó la injerencia del régimen de Maduro en las recientes protestas que se desataron en Colombia.

Durante la participación de Moreno en el foro “Defensa de la Democracia en las Américas” organizado por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en Miami el 5 de mayo, el mandatario exigió al régimen de Nicolás Maduro a que no siga injiriendo en las protestas de Colombia.

“Nuestro sistema de inteligencia, al igual que el sistema de inteligencia colombiano, [porque] hoy por la mañana conversé con el presidente Duque, detectó una injerencia grosera por parte del régimen dictatorial y autoritario de Nicolás Maduro”, dijo Moreno.

“El pedido–que debe ser unánime–es que Maduro saque sus manos sangrientas y corruptas de la democracia y de la estabilidad del pueblo colombiano”, agregó.

Moreno señaló que el servicio de inteligencia ecuatoriano también interceptó la injerencia venezolana en las protestas que se han llevado a cabo en algunas ciudades de Colombia para manifestar contra la reforma fiscal anunciada por Duque, y que luego canceló ante la presión y el rechazo de la sociedad.

Asimismo, el mandatario ecuatoriano dijo estar preocupado por el futuro de Latinoamérica que está amenazada “por la línea del socialismo del siglo XXI” respaldada por Cuba, Nicaragua, Venezuela, y Bolivia.

“Ojalá no estemos ingresando a otra etapa nefasta. Lastimosamente no es un sitio al que se llega porque la libertad y la democracia son un camino que hay que recorrer en beneficio de los derechos, de la tolerancia y del respeto”, dijo Moreno a VOA, al tiempo que pedía al resto de gobiernos “democráticos” seguir “luchando y peleando” por la estabilidad en la región.

Un manifestante arroja una piedra a una parada de autobús rompiendo un panel de vidrio durante la huelga nacional el 5 de mayo de 2021 en Medellín, Colombia. (Fredy Builes/Getty Images)

Manifestantes prendieron fuego a la basura como una barricada en el sector La Luna durante la huelga nacional el 5 de mayo de 2021 en Cali, Colombia.(Gabriel Aponte/Getty Images)
Por su parte, el fundador del Instituto de Investigación Social Solidaridad, Samuel Ángel, dijo que lo ocurrido en Colombia es una réplica de lo que sucedió en Chile en 2019, donde surgieron protestas por el alza del precio del servicio de transporte.

“En nombre de que hay un alza en el valor del ticket, [ellos dijeron]: ‘Acabemos con el medio de transporte’. Eso generó un caos se rompió el flujo normal de la sociedad”, dijo Ángel a NTD. “Esta es una estrategia con diferente focos que en apariencia no tiene ningún tipo de mando superior pero que al final lo que buscan es impedir el flujo normal de la vida”.

Para el colombiano, lo que realmente se busca no es una reforma tributaria, sino generar “desestabilización y la caída del actual gobierno”.

“Hay unos grupos contratados y de manera coordinada están activando este tipo de ataques a la población, la policía y a la ciudadanía”, agregó Ángel, señalando que Colombia es un país que beneficiaría a los regímenes de Cuba y Venezuela.

“Un país que ha resistido a este tipo de tendencias [autoritarias] por 100 años es Colombia–Colombia es un país que se ha caracterizado por gente que le gusta trabajar, que no le gusta que le regalen las cosas, pero que viene siendo desafortunadamente perseguido por esta narcodictadura”, dijo.

El número dos del régimen chavista, Diosdado Cabello ya había amenazado el mes pasado al gobierno de Duque diciendo que Venezuela hará una guerra en territorio colombiano.

Ángel dijo que una posible toma de poder en Colombia a manos de la dictadura sería “la caída de Latinoamérica en manos del comunismo”.

Por su parte, el senador republicano de Estados Unidos, Marco Rubio, hizo eco de estas declaraciones en Twitter.

“Detrás de gran parte de la violencia que está ocurriendo en #Colombia esta semana hay un esfuerzo orquestado por los movimientos narcoguerrilleros de izquierda y sus aliados marxistas internacionales para desestabilizar un gobierno elegido democráticamente”, escribió el jueves.

Con información de VOA y NTD Noticias. Fuente: The Epoch Times en español

Origen: theepochtimes.com