Nuevos Apuntes de una Periodista
Angélica Mora

Nueva York

La Devoradora Comunista tritura primero lo que quiere digerir. Luego se traga pueblos y países enteros en medio de su glotonería salvaje, que no tiene fin.
Hoy tiene acorralada a una nación que quiere incorporar al eje de sus esclavos: Este país es Colombia y para apoderarse, la Insaciable Devoradora causa caos y muerte por doquier.

Como bien dice mi colega argentina Adriana Bosch:
“Colombia en llamas: otro polvorín alimentado por terroristas de izquierda”.
“La violencia no cesa en el país sudamericano, golpeado por la crisis sanitaria y económica producida por la pandemia del covid-19, y según declaraciones del presidente ecuatoriano Lenin Moreno, sitiado por la amenaza bolivariana que estaría incitando la violencia”.

La Voraz Devoradora ya lo hizo con Cuba hace seis décadas con Fidel Castro, quien sediento de poder y envuelto en sus ambiciones de mando absoluto de la región, extendió sus garras hacia Venezuela, empleando el trabajo de Hugo Chávez, con las nefastas consecuencias que han marcado la triste historia de la otrora próspera cuna de Simón Bolívar.
Hoy la nación bolivariana, bajo el mando de Nicolás Maduro, mantiene su yugo, que ha sido hasta ahora, imposible de remover.

Está Nicaragua, sometida con el nefasto Daniel Ortega, quien ha rechazado los llamamientos de sus propios ciudadanos y de la comunidad internacional, incluida la Organización de los Estados Americanos, la Unión Europea y las Naciones Unidas, para generar confianza en el proceso electoral, al rehusar hacer reformas que permitan elecciones libres y justas el próximo mes de noviembre.

En Perú, los candidatos presidenciales Pedro Castillo y Keiko Fujimori tienen en sus manos el destino de la nación andina.
Castillo y Fujimori disputarán la segunda vuelta presidencial el próximo 6 de junio, tras haber ocupado el primer y el segundo lugar, respectivamente, en los comicios generales del pasado 11 de abril.

Chile por su parte, debate la crisis institucional en una tenebrosa negociación política frente al futuro del escenario presidencial.
Mientras tanto, el ejemplo de España, con el triunfo del Partido Popular de Isabel Díaz Ayuso debería resonar como un campanazo…
¿Por quien doblan las campanas?, doblan por tí con el triunfo de la Libertad y la derrota de la Devoradora Castro-Chavista que no pudo avanzar…
Comenta María Paz Martínez Nieto: “Ganamos…  ¡¡¡ Gana la libertad y por goleada a los comunistas socialistas y otras gentes de esa ralea. Más libres hoy que ayer, a Dios gracias!!!”.

Sin embargo, hay que estar atentos.
Es “por ahora”, como dijo Hugo Chávez frente a su derrota en el fallido golpe de estado contra el gobierno de Acción Democrática del legítimo presidente Carlos Andres Pérez en 1992. Golpe por el que fue encarcelado y luego liberado en 1994 por un sobreseimiento del presidente Rafael Caldera.
Hay que siempre atentos al crujir de dientes y una nueva ofensiva de los “rojos-rojitos”, que no cesan en su afán de apoderarse del mundo.