La demanda la presentó Diego Agnelli, ex yerno de Castellanos Bonillo, por fraude e incumplimiento de contratos. Podría superar los 35 millones de dólares como compensación e involucrar sus relaciones con el empresario afín al kirchnerismo.

El empresario de bajo perfil Juan Castellanos Bonillo, socio histórico de Cristóbal López en el negocio de los casinos en Argentina, enfrenta hoy una millonaria demanda en los Estados Unidos por fraude e incumplimiento de contratos que podría costarle más de 35 millones de dólares.

En el universo del juego Castellanos Bonillo tiene participación en dos importantes entidades: Casino Club e Inverclub. Además de ser socio de López, es socio en todos sus negocios del juego de Ricardo BenedictoHéctor CruzFederico Achaval, entre otros.

La demanda fue presentada por su ex yerno, Diego Agnelli, en un tribunal de Florida. Agnelli fue mano derecha de Castellanos Bonillo durante 20 años, dedicado a todos los negocios del holding familiar, fundamentalmente enfocado en una compañía de desarrollos hoteleros que llevaron adelante en Argentina y en Miami.

De conformidad con los acuerdos comerciales y profesionales con su entonces yerno, Agnelli expandió, administró e hizo crecer de manera exponencial el negocio familiar. Hoy Castellanos Bonillo no solo es copropietario de la empresa de casinos y operaciones de juego más prolífica de América Latina, sino también dueño de un enorme negocio hotelero.

De la mano de Agnelli consolidó el negocio de la hotelería con dos compañías como vehículo, Lennox Miami Corp y Sociedad Hotelera del Sur, con hoteles en Miami, Buenos Aires, Ushuaia y Tierra del Fuego.

Cristóbal López deteriorado, en el juicio por administración fraudulenta de Oil Combustibles, con el libro de la vicepresidente Cristina Kirchner.

El conflicto judicial se desató luego del divorcio entre Diego Agnelli y Analía Castellanos, hija de Castellanos Bonillo, por la decisión unilateral e ilegal de su ex yerno de sacarlo de los negocios y las empresas familiares.

Según la denuncia, Castellanos Bonillo recurrió al fraude y al incumplimiento de dos contratos firmados entre ambas partes y podría costarle al empresario más de 35 millones de dólares.

Agnelli primero fue a la Justicia en agosto del año pasado, con una demanda por US$ 6 millones realizada a Lennox Miami Corp, que él mismo había dirigido hasta poco tiempo antes. Poco después, Castellanos contraatacó reclamando US$ 2 millones por presunta malversación de fondos durante su gestión en la compañía.

Pero luego el tema creció en los tribunales y Agnelli apuntó contra todo el holding de negocios de Castellanos Bonillo e involucró sus relaciones empresarias con Cristóbal López, por lo que su reclamó trepó hasta US$ 35 millones. Pueden ser más, dependiendo de lo que se presente ante la Justicia una vez que quede claro cuál es el total del patrimonio de Castellanos Bonillo.

Origen: derechadiario.com.ar