En la imagen se ve al presidente de Argentina, Alberto Fernández. (EFE/EPA/YOAN VALAT/Archiv Fuente: The Epoch Times en español

POR ALICIA MARQUEZ

El presidente de Argentina Alberto Fernández fue uno de los invitados para dar un discurso por el aniversario del centenario del Partido Comunista Chino (PCCh), poniendo en relieve la estrecha relación entre la nación y el régimen chino.

El mandatario asistió este martes al evento virtual por los cien años del comunismo en China organizado por el líder Xi Jinping. En su discurso, Fernández resaltó la “histórica relación” de ambas naciones por parte de sus líderes comunistas.

“El Partido Justicialista de Argentina y el PCCh han tenido una histórica relación que se remonta a los intercambios epistolares (…) entre Juan Domingo Perón y Mao Zedong, hace casi 60 años”, dijo Fernández.

Asimismo, resaltó que el régimen de China es un socio estratégico integral.

Hasta inicios de julio, se reportó que el PCCh no había recibido felicitaciones de líderes de las democracias occidentales. Posteriormente, los medios chinos publicaron saludos de países latinoamericanos como Uruguay, México, Chile, y Perú a través de sus embajadas.

Los expertos señalan que el vínculo entre Argentina y Beijing volvió a consolidarse con la llegada de Fernández a la presidencia, ya que las relaciones se enfriaron un poco durante el gobierno de Macri, quien cuestionó varios acuerdos con China signados por Cristina Fernández.

No obstante, las relaciones argentinas con líderes del PCCh se remontan al presidente Juan Domingo Perón, quien durante su exilio, en 1965 escribió una carta a Mao Zedong donde alabó al dictador y al Partido Comunista Chino. En 1973, Mao invitó a Perón a China–convirtiéndose en el tercer invitado latinoamericano que invitaba Mao, luego del Che Guevara y Salvador Allende.

Asimismo, en 2001 el entonces cabecilla del PCCh, Jiang Zemin, llegó a Argentina como parte de una gira por América Latina y el Caribe, donde se firmaron acuerdos de cooperación en materia jurídica, biotecnología y bioseguridad.

Actualmente, los lazos entre Beijing y Argentina con Fernández se han consolidado pese a que el Partido Comunista Chino (PCCh) ha sembrado la muerte y la destrucción en la población china durante un siglo.

Desde que tomó el poder en China, el PCCh ha asesinado a unos 80 millones de chinos. A lo largo de su existencia, nunca ha dejado de realizar campañas para purgar a diferentes grupos, eligiendo cada vez un nuevo grupo como objetivo. Sus principales objetivos han sido aquellos que representaban lo mejor del pueblo chino y su cultura.

La masacre de los estudiantes en la Plaza Tiananmen, la represión de las minorías religiosas y étnicas, la actual persecución y sustracción forzada de órganos a los practicantes de la meditación espiritual Falun Gong, son parte de la lista en aumento de los crímenes cometidos por el PCCh.

Las autoridades chinas solicitaron recientemente a los líderes políticos extranjeros que enviaran mensajes de felicitación por su centenario. El PCCh suele prestar mucha atención al número de mensajes de felicitación que recibe de gobiernos o partidos políticos extranjeros y es extremadamente sensible a las críticas de las naciones extranjeras.

Mientras tanto, el régimen estuvo tomado estrictas precauciones durante sus preparativos para celebrar su centenario. Beijing estuvo fuertemente vigilada. Las tiendas de cuchillos se vieron obligadas a pedir una identificación y a reportar los datos de los clientes a la policía. Los restaurantes situados en zonas restringidas fueron obligados a cerrar sus puertas, y bloquearon toda cuenta de redes sociales que no mostrara suficiente autocensura.

De acuerdo con un reciente artículo de la Junta Editorial de The Epoch Times, cuando los máximos dirigentes del PCCh hablan en los actos de aniversario, siempre intentan hacer un fuerte llamado y parecer que representan al pueblo chino. Sin embargo, la realidad es que el PCCh ha tomado como rehén al pueblo chino, por miedo a que se levante y lo derroque. Fuente: The Epoch Times en español

Origen: theepochtimes.com