Lo conseguido el 9 de julio de 1816 debe ser defendido día a día, con responsabilidad y demostrándole al mundo que somos un país soberano. Pero además nos deja una lección que perdura a través del tiempo: cuando trabajamos unidos, podemos lograr lo que nos proponemos

Origen:infobae