La caravana, con carteles de «Patria y Vida» y banderas cubanas, estadounidenses y venezolanas, transitó, entre otras, por la famosa Calle Ocho, en el corazón de la Pequeña Habana, en Miami. (EFE/EPA/CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH) Fuente: The Epoch Times en español

POR ALICIA MARQUEZ

Mientras el gobierno de Joe Biden señala que tomará medidas para eliminar algunas sanciones impuestas al régimen de la isla, los cubanos en el exilio se preparan para manifestarse en contra del restablecimiento de las relaciones entre EE. UU. con La Habana.

A fines de julio, un grupo de cubanos en Miami organizarán una caravana que se dirigirá hacia Washington para mostrar su rechazo contra la decisión del gobierno de Biden de establecer vínculos nuevamente con el régimen de Cuba.

Los cubanos se unirán el próximo 25 y 26 de julio, luego que Alexander Otaola, presentador cubano del programa ¡Hola Ota-Ola! y organizador de la manifestación, lanzara la convocatoria la semana pasada.

“La idea es que se sumen todos los cubanos que estamos abogando por la libertad real de Cuba. No por la limosna, no por la dádiva, no por la caridad pública”, dijo  Otaola en una entrevista para NTD en Español.

“En estos 62 años de dictadura, Cuba se ha caracterizado por depender y hacer depender al pueblo de Cuba de otros países”, agregó. “Primero fue la antigua URSS, luego Venezuela, ahora pretenden vivir de esta patética patraña comunista dentro de EE. UU. del levantamiento del embargo”.

Otaola señaló que esta caravana se da en respuesta a la presión del grupo “Puentes de Amor” que está realizando una caminata desde Miami hacia Washington para pedirle a Biden que levante las sanciones hacia Cuba impuestas por la administración del exmandatario Donald Trump.

“Ahora un grupo de lobbistas en Estados Unidos pretende que se perdone, se olvide y se haga lo que ellos han denominado ‘Puentes de Amor’, hacia una dictadura sanguinaria que reprime a un pueblo”, dijo el organizador.

“Esto obliga a que en plena pandemia se viva en largas filas porque no tienen una infraestructura. Han manejado pésimamente una pandemia que está matando a los cubanos hacinados en campos de concentración–que son los centros de aislamiento que ha creado la dictadura cubana”, agregó Otaola.

La semana pasada, funcionarios estadounidenses señalaron que la administración Biden está dispuesta a hacer una revisión total de la política hacia Cuba, pero que aún hay preocupaciones sobre la situación de derechos humanos en la isla.

“El presidente también dejó muy claro de que está en nuestro interés el quitar los límites sobre las remesas y la habilidad de que los cubanos-americanos puedan viajar a Cuba y restaurar el servicio consular”, dijo Juan González, director para el Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, a CNN el 29 de junio.

El funcionario dijo que la administración tiene que tener “conversaciones serias” con los cubanos en algún momento, y que después de ello el gobierno de Biden tomará decisiones al respecto.

Sin embargo, Otaola señaló que a través de la caravana, ellos buscan demostrar que son una mayoría de cubanos en el exilio los que no quieren que se hagan tratos ni concesiones con el régimen castrista.

“Vamos a ir a Washington en muestra de mayoría absoluta para decirle a Washington que basta de escuchar a los lobbies comunistas que pretenden conseguir todas las flexibilizaciones sin que la dictadura cubana haga lo que tiene que hacer–que es dejar el poder después de 62 años de una férrea sanguinaria manipulación del pueblo de Cuba”, dijo.

El cubano manifestó también que la caravana no cuenta con ningún tipo de apoyo político para promover su protesta.

Con información de NTD en Español. Fuente: The Epoch Times en español

Origen: theepochtimes.com