El nuevo régimen talibán impuso un control de cambios que no tiene nada que envidiarle al kirchnerismo. La población afgana comienza a quedarse sin efectivo y se paraliza el flujo de fondos desde el exterior. El régimen de los talibanes decretó como una de sus primeras medidas el cierre de una gran cantidad de bancos […]

Origen:  La Derecha Diario