Se trata del militante de La Cámpora, que quedó envuelto en la causa por la desaparición de la hotelera santacruceña Marcela López.

Tres meses antes de que Máximo y Florencia Kirchner lo designaran coadministrador de todas sus propiedades en Santa Cruz, Mario Balado visitó la Quinta de Olivos junto al jefe del bloque Frente de Todos en la Cámara baja. Según consta en las planillas de control de ingresos de la residencia presidencial, ambos ingresaron el 13 de enero de 2021 a las 10:23 y se retiraron a las 11:45.

Mario Balado es sobrino de la ex pareja de Marcela López, la hotelera de 61 años que desapareció en la ciudad santacruceña de Río Gallegos el 22 de mayo pasado.

En el contexto de su búsqueda, familiares de López y el abogado que los representa denunciaron que vieron «cajas con dólares» en una casa perteneciente al administrador de propiedades de los Kirchner.

Hasta abril de 2021, Balado figuraba como asesor del Frente de Todos en la Cámara de Diputados.

El 20 de mayo el abogado Carlos Beraldi notificó su designación como administrador de las propiedades de Máximo y Florencia Kirchner.

Dos días después desaparecería Marcela López, ex pareja de su tío José Luis. El principal sospechoso.

Distintos allanamientos en propiedades de Juan Carlos Balado dieron poco resultado: se encontró un maxilar, pero luego se descartó que sea de una mujer y un hueso que sería una tibia.

El abogado de la familia, Jorge Trevotich, presentó la semana pasada un pendrive con pruebas que apuntan a la teoría de un posible secuestro.

“En este caso, no tenemos la evidencia que Marcela haya muerto, no sabemos el final de Marcela ni dónde está ella, tampoco ni si está viva, pero según los dichos de Balado la habrían secuestrado, se habría metido donde no debía”, alertó.

Estas pruebas aportadas señalan que durante el allanamiento realizado el 12 de julio en calle Mitre 164 de la capital santacruceña, que fue filmado por la querella, hallaron cajas repletas de dólares termosellados con la marca del Banco Nación.

Según el propio José Luis Balado, ese depósito donde se hallaron los dólares pertenece a su sobrino Mario.

La investigación está a cargo de la jueza Valeria López Lestón, prima de Néstor y Alicia Kirchner.

Origen: periodismoypunto.com