También justificó la violencia contra las protestas del 11J

Mariela Castro justifica la violencia del 11J. (Foto: Oxfam Canada-Flickr)

Mariela Castro Espín, hija de Raúl Castro, llamó “mequetrefes” a los artistas que se han pronunciado contra el régimen durante la presentación del libro Hegemonía y Cultura en Tiempos de Contrainsurgencia “Soft”, del argentino Néstor Kohan.

“De manera muy burda están utilizando las artes, están utilizando artistas mequetrefes que cogen y los convierten en políticos y da pena, da vergüenza ajena”, afirmó la directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) en videoconferencia de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de México (UNAM).

Castro Espín aseguró que la cultura cubana tiene “otra historia y otras características” y los vínculos de ese tipo entre la Isla y EEUU son muy fuertes. “No con esas subculturas que tratan de poner a través de las empresas de consumo cultural hegemónicas y banales (. . .) Aquí (en Cuba) hay gente que solo ve lo que se produce en Miami, gente dominada por esas influencias porque las consideran sexis, libres, atractivas, se sienten empoderados sintiéndose yanquis”.

La hija de Raúl Castro también aprovechó para restar valor a las protestas del 11 de julio en Cuba. Apoyada en la línea defendida por el régimen, aseguró que muchos estaban confundidos, se dejaron llevar por la matriz de pensamiento divulgada en redes sociales o fueron “llamados” para pronunciarse.

 

También justificó la violencia con que los manifestantes fueron recibidos, tras la orden del presidente Miguel Díaz-Canel. Cuba no olvida que llamó a una guerra civil y se dispararon balas contra un pueblo desarmado. Mariela Castro puede decir lo que quiera, el mundo lo vio y la Isla lo sufrió.

“Cuando empezamos a ver las imágenes (de las protestas), hubo momentos de una violencia policial (la cubana), que no es comparable con ninguna otra porque te da hasta pena, te dan ganas de ayudar al policía. Pero es que fueron actos vandálicos muy violentos y tenían instrucciones de agredir a la policía”, afirmó.

“En esos momentos más agudos, el pueblo, que es muy disciplinado, espera la señal, y tan pronto se dio por parte de nuestro presidente de la república, en la televisión, salimos”, aseguró. Las personas que salieron de forma espontánea a exigir sus derechos y libertad, según sus palabras, no “son el pueblo”.

“La orden de combate está dada, esa orden fue de tu familia millonaria contra los cubanos descalzos”, recordó en los comentarios de la videoconferencia el activista Norges Rodríguez.

​“Qué desvergüenza la de esta señora: el pueblo quiere salir a la calle. Mentira. Sacaron a las personas obligados, les dieron palos para golpear a sus compatriotas. Pongo fotos”, denunció José Raúl Gallego.

Origen: periodicocubano.com