“La negativa demuestra la represión que está preparando el régimen”

Rosa María Payá, Alex Otaola y un par de eurodiputados que pretendía viajar a Cuba para participar en la Marcha Cívica por el Cambio este 15 de noviembre, no recibieron el permiso de aterrizaje por parte del régimen comunista.

Desde el aeropuerto de Fort Laurderdale y con el avión (a sus espaldas) que los llevaría de regreso a la Isla, la líder del proyecto Cuba Decide y el presentador anunciaron que la aerolínea hizo todas las gestiones, pero no recibió respuesta de parte de las autoridades cubanas y, por lo tanto, no puede despegar.

“Nosotros tenemos derechos como cubanos a regresar a nuestro país y participar junto al pueblo en una marcha pacífica. Esta negativa es una evidencia del terror y la violencia que el régimen comunista pretende desplegar durante esta jornada contra los que se manifiesten diferente al discurso oficial”, dijo Rosa María al pie de la escalerilla del avión que no podrá abordar.

La activista por los derechos humanos e hija del fallecido opositor Oswaldo Payá se mostró optimista, pues la “libertad viene llegando”.

Por su parte, el presentador Alex Otaola agradeció a los eurodiputados por el apoyo e hizo ver a la comunidad internacional cómo la dictadura les teme a las personas vestidas de blanco que solo pretenden reclamar los derechos y la libertad.

“Los dictadores comunistas, asesinos y dictadores son la vergüenza del pueblo cubano”, fustigó Otaola. “A lo mejor hoy no podemos aterrizar en La Habana, pero lo vamos a hacer porque el fin de la dictadura está cerca”, agregó.

https://www.facebook.com/watch/?v=307994094404945

Origen: periodicocubano.com