Xiomara Castro quiere ser presidenta y Mel Zelaya diputado - Diario La  Prensa

Mel Zelaya  y Xiomara Castro

Por Beatrice E. Rangel

Al cierre de esta nota aún se desconocía quien había triunfado en Honduras toda vez que la diferencia entre Xiomara Castro y Nasfry Asfura era mínima. La Sra Castro representa el partido Libre agrupación de reciente creación y cuyo líder máximo es Manuel Zelaya, su esposo y ex presidente de Honduras. El Sr Asfura es el alcalde de Tegucigalpa. Ambos figuran en las listas de políticos corruptos. De manera que le elección la decidirá el reparto de televisores, radios, teléfonos celulares y otros utensilios modernos.

Honduras el segundo país más pobre de Centroamérica, con un 60% viviendo en la pobreza Honduras tiene la mayor mano de obra barata de Centroamérica, su economía es principalmente agrícola, los principales productos de exportación son arroz, café, banano, y hortalizas. Su economía está en el suelo como consecuencia del paso de tres huracanes en los últimos dos años que han devastado su agricultura. También es una de las bases de operación más importante de varias organizaciones ilícitas. En primer lugar, desde luego figura el narcotráfico cuyos capos han logrado fagocitar las estructuras políticas colocando en la presidencia, en las gobernaciones y en las alcaldías políticos que saben perfectamente mirar para otro lado cuando pasan los cargamentos de cocaína procedente de Colombia hacia México. También saben archivar las causas que han abierto muchos fiscales a las instituciones financieras por laxo cumplimiento de la regulación internacional antilavado. Pero quizás lo mas horripilante sea la actitud permisiva ante las bandas delincuenciales que acompañan al narco tráfico. A estas organizaciones se les permite controlar territorios y cometer diariamente atrocidades contra la inerte población que incluyen: robos y asaltos en el transporte público; extorción a los medianos y pequeños empresarios que deben pagar una “ vacuna” para no ser asaltados, secuestrados o asesinados; secuestros de jóvenes para incorporarles a las bandas o a prostíbulos y muerte de niños y adolescentes por fuego cruzado en las reyertas de las bandas cuyo teatro son las barriadas de bajos recursos.

Las agrupaciones partidistas dejaron de ser correas de participación democrática para ser simples mecanismos de distribución de migajas a la población pobre para que continue votando y se mantenga un simulacro de democracia.

Y posiblemente este drama humano no solo continúe sino se arraigue mas con el arribo al poder del partido Libre porque esta agrupación tiene la bandera del populismo complaciente con el crimen organizado. Y si bien el Partido Nacional tampoco ha enfrentado con determinación este flagelo y es responsable del inmenso deterioro institucional que ha sufrido Honduras, la Sra Castro y su esposo el expresidente Zelaya además de no tener credenciales en el terreno de la integridad tampoco tienen la menor idea de como echar a andar a la economía del país. Su programa de gobierno así lo revela. Lejos de ser un mapa de ruta para explotar las ventajas comparativas del país y las oportunidades que abre el tratado de libre comercio con los Estados Unidos, el programa tiene como objetivos aumentar el número de personas bajo subsidio a la pobreza mientras despliegan una política de acercamiento y acomodo con la siniestra dictadura de Nicaragua. En síntesis, en Honduras se consolida el mal a quien le abriera la puerta el actual presidente Juan Orlando Hernandez y le dejará actuar el nuevo régimen.

Origen: En Honduras triunfa el mal – Interamerican Institute for Democracy