Cuba, qué pueblo tan desgraciado, con tanto talento que dar a la humanidad de buena fe sin  corruptas ideologías de cualquier género y peor aún sin que sus gobernantes tengan el valor moral de corregir tantos errores. Ni siquiera una protesta popular espontánea le ha indicado al régimen castrista lo inoperante del sistema. Supongamos que contrario a lo que nosotros pensamos sus dirigentes si lo entienden; se encuentran en una graves situación económica  agudizada por el COVID-19, escasos de medicamentos y comida. ¿Pero, a quién le faltará la comida y la atención médica? ¿A los miembros del Partido? No. Nunca faltará nada a su tribu.

Estoy claro desde hace mucho tiempo. Presiento que ustedes prevalecerán porque tienen las armas y los medios para inculcar a los estudiantes una versión distorsionada de la historia de Cuba. Cuentan además, con el respaldo de países del llamado Tercer Mundo, China, Rusia y las dosificadas sanciones de Estados Unidos. Mentiritas de política exterior. La gente no es boba, una cantidad substancial del pueblo de  Cuba ya no cree en Cuba, ni en José  Martí ni en nada, lo que quiere es salir de la isla. 

Cada vez se me hace más difícil escribir de la realidad cubana y lo que se aproxima en Estados Unidos. Mis pronósticos le han parecido exagerados a buenos amigos, pero es lógico que lo tomen así porque va a tardar en ocurrir, pero los indicadores están ahí a la vista de quien quiera verlos.

Jorge Riopedre